divendres, 17 d’octubre de 2014

Lavarse el pelo

He vuelto a leer una de esas revistas sin sustancia que tanto me gustan, son ideales para relajar la mente y no pensar en nada importante. A pesar de ello, ya me conocéis, me he interesado por un artículo en el que explicaba los muchos errores que cometemos al lavarnos el pelo. Oye, agua, jabón, aclarado (me sale: NOCILLAAA, será por la musicalidad), no tiene mucho más, ¿no?


Resulta que estaba equivocada, lavarse el pelo requiere de una gran técnica y de productos varios, de los cuales desconozco por completo su funcionalidad (así que no entraré en detalles).


El caso es que no hay que frotar (lo del frotar se va a acabar iba en serio), según el artículo pseudocientífico (por llamarlo de alguna manera) has que masajear las puntas, asegurarse de que no queda jabón y vigilar no arrancarse pelo con el cepillo. O sea, tanta tontería para decirte que te lo medio laves, porque a mí si no sale algo de espumilla (sin pasarse) y froto un poco, me da la sensación de aclarado, no de limpieza.

4 comentaris:

  1. Uy...sobre el pelo como tantas otras cosas hay una cantidad de consejos, algunos incluso contradictorios, que podrían escribirse varios libros! jajaja
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Jajaja... pues yo froto. Me gusta salir de la ducha con la sensación de limpieza y no de aclarado... jajajaja...

    ResponElimina
  3. yo me lo lavo a diario porque lo tengo muy graso. dicen que es malo pero no lo creo, estaría calvo ya. con 37 años, de pelo no ando nada mal. a ver, no lo tengo tan tupido como cuando tenía 18 años, nos ha fastidiado, ni yo ni nadie. pero otros de mi edad están mucho más perjudicados que yo...

    ResponElimina
  4. Yo froto bien y, cuanta más espuma, mejor. Si no, me da la sensación de que no me lo he lavado... Un besote!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...