dimecres, 2 de gener de 2013

News

El caso es que yo no veo las noticias, nunca. Alguien podría pensar que no me entero de nada, pero es que existen los periódicos. Y lo mejor, no hace falta ni eso. Yo, en el bus, me entero de todo. En ese trayecto que dura apenas 45 minutos, la voz del pueblo me informa. Es una fuente de información enorme: aunque a veces sea algo distorsionada.



Bueno, no más que las noticias tal como las cuentan los periodistas. De pequeña pensaba que era una profesión noble (la inocencia de la niñez). El caso es que podría ser una opinión vacía, sin criterio, pero durante un breve periodo de mi vida hice de correctora en la radio, para la sección de noticias. Toda verdad tiene varios puntos de vista y allí eran los maestros en tergiversar palabras. Por fortuna, habrá de todo, como en todas partes (todavía tengo una pequeña esperanza).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...