divendres, 18 de gener de 2013

¿Qué?

El roncador está un poco sordo, aunque me parece poco, diría que tiene sordera selectiva y transgresora. Me explico, o bien no te oye o bien entiende lo más curioso del mundo. El otro día estaba algo apagadilla y, como él venía de lo más estimulado, o sea, que no callaba ni se estaba quieto, le pareció que yo debía de estar muy enfadada o algo peor.


A veces pienso que el silencio está poco valorado, hay momentos en los que me gustaría sentir que estoy a solas con mis pensamientos. Y así me sentía, en este estado de desasosiego, cuando me preguntó qué me pasaba. Ni siquiera recuerdo qué contesté, probablemente algo como nada, estoy bien, sin energía. Él entendió nítidamente: "estoy tenue", vamos, lo mismo.



En cierto modo, suele comprender mucho mejor lo que le digo porque no me oye. Sé que es una contradicción, pero nunca habría expresado mejor mi estado anímico: tenue.

8 comentaris:

  1. El silencio entendido está poco valorado, y sobre todo el silencio se practica muy poco. Abrazos y mutis por el foro

    ResponElimina
  2. Me gusta el silencio, cuando me gusta, ¿me entiendes?

    ResponElimina
  3. yo hablo poco aunque por escrito me desenvuelva más o menos bien. en cualquier quedada, puedes apostar que soy el que menos habla de todos. prefiero escuchar...

    ResponElimina
  4. Jeje, desvaída...
    Coincido con Chema, me pasa exactamente lo mismo, y la mayoría del tiempo prefiero el silencio a mi alrededor, me da paz.
    Besos

    ResponElimina
  5. Ohhh, qué de agradecer, con lo que me gusta un buen silencio a tiempo.

    ResponElimina
  6. Cuando estoy tenue, adoro los silencios y la soledad. Incluso un buen silencio estando acompañado por alguien que sabe compartir esos silencios

    ResponElimina
  7. Yo soy de muchos silencios..y sobretodo cuando me estoy autorrecuperando...son necesarios

    Moaaagggsssff

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...