dissabte, 12 de gener de 2013

¿Teatro o copas?

Esta semana el roncador me sorprendió con una muestra espontánea y nada coaccionada de amor. Demostró que, aunque a mí a veces no me lo parezca, me escucha.



Hace unos días le dije que me apetecía ir a una actividad que, a mi parecer, era una idea muy original. Se trata de un maridaje de vinos, amenizado con la lectura dramatizada de algunos fragmentos literarios relacionados con las texturas y sabores de los vinos.



Vino a buscarme al trabajo y me hizo entrega de las entradas, no sin que antes me pusiera a dar grititos de felicidad y muestras inapropiadas de euforia, algo que tanto me caracteriza y que no le gusta especialmente (así que fueron breves, no quería jugármela).



Me encantó. Aunque hay una pega. Si no sabes qué hacer con tu vida, no te pongas a hacer de actor, así, sin ton ni son, porque no vales. Una profesión necesita cierta dedicación y este muchacho se la jugó, porque entre vino y vino yo pierdo todas las inhibiciones y estuve a punto de coger los textos y de ponerme a recitar, que seguro que lo haría infinitamente mejor.

6 comentaris:

  1. Vengo del blog de Tracy, y tu forma de contar las cosas me gusta. ¿El vino por lo menos era bueno?
    Saltos y brincos i petonets

    ResponElimina
    Respostes
    1. Buenísimo, de lo mejorcito que he probado nunca. Gràcies.

      Elimina
  2. Jajajaja, que tal el maridaje?

    Alpaca se despide con:

    Eres tan viejo como tu duda. Tan joven como tu confianza en ti mismo

    Autor: Samuel Ullman

    Mooogggaaaksrfff

    ResponElimina
    Respostes
    1. Increíble, lo cierto es que fue una pasada en mezcla de sabores.

      Elimina
  3. jajajajajajaja, me encantas eres GENIAL.

    ResponElimina
  4. ay que buena pinta eso que dices y por lo que parece estuvo bien!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...