dilluns, 7 de gener de 2013

Señorío

Ayer me pasé todo el día buscando una camisa. Soy terrible, sé exactamente en qué lugar está todo; así que, cuando no encuentro algo, pongo la casa patas arriba. Hasta que al final, me rindo y hago lo único que se puede hacer, esperar que algún día aparezca. Pues bien, eso es lo que ha sucedido, esta vez han pasado menos de diez horas. Estaba en el cesto de la ropa sucia (lógico).



Es uno de los pocos gajes de vivir sola, que no puedes culpar a nadie cuando no encuentras algo. A veces, cuando ya estoy desesperada, pienso que ha sido la asistenta. Sí, una señora viene una vez por semana a limpiar el piso y estoy muy orgullosa de mi acercamiento al lujo y a la riqueza: tengo servicio (ahora me he pasado).



Sé que soy malvada, porque nunca es ella, pero en mi fuero interno me siento mejor si en mi imaginación tiene la culpa otra persona. Durante un tiempo fue la cartera, no me quedaba otra, todavía no venía... la llamaremos Puri (nombre ficticio) y no tenía muchas alternativas.

7 comentaris:

  1. Es humano esto de buscar un culpable jajaja

    Lo importante es que haya aparecido!
    Alpaca se despide con:

    El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma.

    Autor: Marcel Prévost


    Mooogggaaaksrfff

    ResponElimina
  2. Hola guapaaaa...me parto de risa, he leído la mayoría de las entradas y empezando por el título del blog y acabando por el post de hoy es genial, me he visto muy reflejada en varias de las situaciones que explicas, sobre todo en lo de volverme loca cuando sé que tengo algo y literalmente se ha esfumado de donde seguro que lo había guardado...jajaja a veces soy tan organizada que luego ni me acuerdo de mi propio orden...en fin un caos total!!! pero con cierto orden y lo que es peor que con la edad todos los sintomas se agravan...¡¡¡jajajaja!!!
    Muchos besos y de verdad tu amiga tenía razón al empujarte a crear este blog...me encanta!!!

    PD: Ya sé que no sirve de consuelo, pero puedo afirmar que soy una de las presidentas fundadoras de..."SE ME HA PASADO EL ARROZ..¿ Y QUE?" y todavía sigo por este mundo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias, guapa. Vamos a hacernos compañía en el mundo de se nos pasa el arroz, ja, ja.

      Elimina
  3. A mí las cosas me las pierde mi madre y luego me echa a mí la culpa.
    Cuando no vivía aquí, regaló la mayor parte de mi armario, más lo que se fueron llevando mis primas, y lo peor es que luego seguía siendo culpa mía que me faltaran cosas xDDD

    ResponElimina
  4. como me suena lo que cuentas... Yo me paso la vida buscando cosas que suelo encontrar cuando ya no me hace falta. Sobre todo me pasa esto cuando vienen visitas a pasar unos días, que entre familia y amigos ocurre muy a menudo. Normalmente tengo cada cosa en su sitio, pero en esos casos para hacer sitio las guardo y esa es mi pesadilla, ya no sé donde las he guardado. UN abrazo

    ResponElimina
  5. jajaja suele pasar :)

    http://www.facebook.com/AmandaChicFashionRoomLounge?ref=hl
    http://fashionroomlounge.blogspot.com.es/

    A chic kiss ;)

    ResponElimina
  6. Chicos, la cuestión es que las cosas desaparecen. Estoy empezando a pensar que la cosa va más allá y hay una especie de monstruo en las casas que esconde la ropa :D

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...