dilluns, 29 d’octubre de 2018

Una vida sin nata

La dieta va viento en popa a toda vela... llevo perdidos diez kilos y nadie, absolutamente nadie, lo ha notado. Mi madre, que es siempre tan buena mujer conmigo que no sé cómo me sorprende, le dijo a mi marido que lo veía más delgado, ¡¡¡a ÉL!!! Eso es amor de madre y lo demás es tontería. Ni siquiera en el trabajo, ni alumnos ni compañeros, tengo varias teorías: o me miran muy poco o son unos tremendos envidiosos; otra sería que tienen un problema generalizado en la vista y la próxima salida didáctica la haremos al oftalmólogo; y ya no se me ocurren más para que NADIE comente lo estupenda que estoy.


Lo cierto es que solamente he bajado una talla, uso prácticamente la misma ropa y se me nota poco, cosa que me molesta de un modo absurdo... suerte que la endocrina lo mide todo y me felicita a menudo, porque tengo la motivación por los suelos. Se ve que soy lo que en italia se llama: "una falsa magra" (magra significa delgada), de las que no se nos nota hasta que te quitas la ropa y dejas suelto al monstruo del culo enorme que se quedó pegado a mí, y que he conseguido erradicar a base de no comer azúcar (por todos es conocida mi adicción) ni la nata de la desnatada.

6 comentaris:

  1. Chica, pues diez kilos se tienen que tonar a la fuerza, que no es poca cosa.
    Un besito.

    ResponElimina
  2. quizá no te dicen que estás delgada porque creen que eso puede parecer que están insinuando que antes no lo estabas... la gente es muy complicada.

    ResponElimina
  3. Será cosa del tipo de ropa que usas, porque notarse, 10 kilos se notan.
    Besos!

    ResponElimina
  4. Genial, me has subido la moral para hacer dieta

    ResponElimina
  5. I'm typically to blogging and i really appreciate your content. The article has really peaks my interest. I'm going to bookmark your web site and keep checking for brand spanking new information. casino real money

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...