dimarts, 31 de juliol de 2018

Bruja cruel

Hasta hace poco era de esas mujeres que dan una rabia extrema, que comen de todo (y sobre todo de lo malo y deseable por todo el mundo) y no solo no engordan, que además estaba flaca. Hace un par de años mi metabolismo mutó, dicen que fue la cortisona, yo creo que fue una malvada bruja que me odiaba mucho, y ahora el aire y el agua son las únicas cosas que consumo y que no me pasan factura después en la báscula. Eso sí, me peso vestida y así culpo al exceso de ropa, que siempre pesa como 3 kg de más.


Además, nunca me ha gustado el deporte, hacer ejercicio me agobia, me hace sudar y, peor, ¡he descubierto que también engorda, ahora resulta que el músculo también pesa! Aunque igual es mi última excusa para no ponerme a ello, porque el lunes hice algo de ejercicio y todavía me duele todo. ¡Maldita bruja cruel!

dilluns, 30 de juliol de 2018

En remojo

De normal no se me dan muy bien las plantas, nunca sé si riego demasiado o si las mato de sed; pero ahora, con este calor, tengo la sensación que, aunque las inundara, me lo agradecerían... y lo mismo me pasa a mí, estoy por comprar una piscinita pequeña hinchable para el jardín.


El otro día leía que para refrescar una sala es muy útil tener muchísimas plantas, pues yo creo que plantas y una servidora estarían más frescas dentro de un recipiente de agua, y ahí dentro hasta que llegue el fresquito, que no me muevan.

diumenge, 29 de juliol de 2018

Time after time

El roncador me ha regalado un reloj nuevo. Soy adicta a los relojes, siempre me han entusiasmado, contener el tiempo en una ruedecita, si lo piensas de forma objetiva, parece incluso sobrenatural. Lo cierto es que no soporto tener que llevar reloj, es como si esa pulsera pudiera controlar mi vida. Sí, ya sé que es contradictorio, pero es así, me enamoro del concepto y no soporto la rutina del mismo. 

Te quiero igual, cariño, y te lo digo mientras ando.

Lo de que puedan controlarme sé que suena un poco paranoico, me pasa igual con lo de la localización del móvil, cada vez que me pide permiso para localizarme me da como un repelús y le digo que no: rollo teoría de la conspiración. Lo sé, suena a enfermedad mental y me preocupa. Y mucho más ahora que sé que mi reloj nuevo está conectado a una aplicación, cuenta mis pasos, mide mis pulsaciones y vete a saber cuántas cosas más... cualquier día se rebela y me llama perezosa o cualquier cosa parecida, me siento obligada a andar más y a estar relajada, y no es compatible, ¡me estresa! 

divendres, 27 de juliol de 2018

Invasores

Los moradores de pueblo costero sentimos la terrible necesidad de evitar la playa durante los fines de semana de temporada alta, es decir, verano. A mí me gusta salir tempranito y remojarme en el agua mañanera, justo antes de que venga toda la marabunta ruidosa y carente de educación, que te colocan la toalla junto a la tuya, sin mantener una distancia prudente entre una y otro; que llevan la música incorporada todo el día; y lo peor, con niños ruidosos e hiperactivos que no parecen ser suyos, puesto que se desentienden totalmente de ellos en cuanto plantan la sombrilla y se tumban cual reptiles de sangre fría y sin empatía alguna.



Ese es el primer aviso en el que mi marido y yo recogemos los bártulos y nos retiramos a la vida ermitaña, que consiste en hacer menos que poco, siestear y cervecita fresquita. 

dijous, 26 de juliol de 2018

Frente frío

No me gusta quejarme por vicio (bueno, sí, y se me da muy bien), pero lo de este calor me está matando lentamente. Durante el día lo voy sobrellevando, a pesar de que como sigan poniendo los aires acondicionados bajo cero, tendrán que ingresarme por hipotermia y anginas.



De momento, solo consigo dormir a duras penas, y creo que me estoy volviendo  un poco loca porque esta noche me he tapado y todo. A ver si al final va a ser que estoy cayendo enferma, mira que los resfriados en verano son un rollo patatero, porque no sabes si ponerte la manta o meterte en la nevera enterita (y creo que ya no entro, ni en la nevera ni en los pantalones, pero eso es otro tema y ya desvarío más de lo normal).

dimecres, 25 de juliol de 2018

tortilla del abuelo

Tengo al suegro practicando para hacer la tortilla perfecta, lo retamos hace ya un tiempo y el hombre se está perfeccionando día a día... estoy por llevarlo a Masterchef senior, a ver si se animan a hacer uno, porque triunfarían con el target de la tercera edad. Eso sí, el buen hombre tiene dos especialidades únicas: tortilla de patatas y gazpacho.



Tengo tupper de tortilla para días, estoy por montar la fiesta del tupper en el trabajo para petarla y triunfar, a pesar de estar de vacaciones. 

dimarts, 24 de juliol de 2018

Muslitos a la fresca

No puedo llevar ni faldas ni vestidos porque mi piel delicada de princesa (pero sin un duro para tener un porteador que la abanique) es de mírame y no me toques, y se me irritan los muslos con el roce de caminar, así que ando buscando alguna alternativa que no sea falda pantalón. ¡Quiero mis muslitos a la fresca!



Yo qué sé, recuerdo haber visto hace tiempo (aunque no sé donde, igual me lo invento) una especie de liguero, mucho más sexi que el viso pantalón de toda la vida, ¿alguien que lo pueda corroborar?¿Que lo haya visto? ¿Algún empresario que quiera fabricarlo?

dilluns, 23 de juliol de 2018

Primer día de vacaciones

Primer día oficial de vacaciones y esta entrada ha sido grabada con anterioridad, porque mi intención es levantarme MUY tarde, desayunar en la terraza y no hacer nada más en todo el día, que es lo ideal cuando una está de fiesta pagada y a disfrutarla.

diumenge, 22 de juliol de 2018

Al mal tiempo... siesta al canto

Dicen que va a llover, justo ahora que quería ir a la playa y que tenía algo de tiempo. Si es que si ya no es ni fiable el tiempo en verano; qué vamos a hacer, sin un poco de orden no soy nada. Estoy debatiéndome entre ver 3 películas seguidas o darme a la bebida... vacaciones y tormenta, mundo cruel. 


Aunque a mí me da que esto al final no va a ser nada, porque el calor sigue y esto pinta más a tormenta de verano, en la que cae algo de agua y el bochorno atosiga todavía más, o sea, algo parecido al fin del mundo, o al infierno, comunmente llamado "verano".

dissabte, 21 de juliol de 2018

Mujer botijo

No sé quién inventó el culotte, pero desde luego no tenía mi cuerpo, y ahora lo hacen todo así: braga culotte, pantalón culotte... si yo el culotte ya lo tengo de fábrica (ayudado por mi devoción a las patatas fritas, mi único vicio conocido; y por los genes que muy amablemente me cedió mi madre).


Estas chorradas no son propias de la mujer de esta tierra, con unas buenas posaderas: mujer cántaro las llamo yo. Aunque en mi caso se ve que la delantera es de otros lares y soy más de estilo botijo. ¿Para cuándo la faja pantalón? Eso sí que les sería de utilidad a mis nobles posaderas. 

divendres, 20 de juliol de 2018

Chute de cafeína

Tengo un mal despertar. lo reconozco, pero por favor, por qué a la gente le gusta tanto hablar de buena mañana, además de cosas que me hacen pensar. Hasta las 12 no soy persona coherente, o después de 2 cafés, que es más o menos lo mismo, ¿cómo voy a mantener una conversación y encima con carácter intelectual?



Y luego está la gente que no desayuna, desconfía de ella, que no es de fiar. ¡¿Cómo alguien puede sobrellevar el despertarse pronto si no ha ingerido alguna proteína?! Tampoco pido que se coman un chocolate con churros (que resucita a un muerto y te alegra el día), pero alguien que no come... es que trama algo, hacedme caso.

dijous, 19 de juliol de 2018

Rara avis

Cuando nos casamos le juré amor eterno al roncador, incluso lo firmé en un contrato, pero también le dejé muy clarito que en mi casa limpia otra que no soy yo, es decir, tenemos contratada a una limpianta. Antes de ella ha habido intentos previos. Empezamos con la maravillosa Janet, no hay mujer más pulcra, discreta y menos invasiva que ella, es la perfección, una limpianta Gold o Gourmet... y ya luego no he conocido a otra, tengo la sensación de que son escasas, una rara avis.


Ya después pasamos por algunas a las que limpiar no parecía gustar, o bien no habían nacido para ello (y para eso ya nos bastamos el roncador y una servidora, no hace falta pagar). Finalmente, sin ser la limpianta premium, hemos encontrado a otra maravilla, solo tiene una pega, en el resto se la recomiendo a cualquiera... le gusta mucho más hablar.

dimecres, 18 de juliol de 2018

Sospechas maritales

A veces tengo la sensación de que roncador (sí, vamos a dejarle el nombre, ni que sea por tradición, que no por dedicación) hace las cosas mal expresamente para que no se lo pida nunca más (y señores, no funciona y no cuela).



Sin ir más lejos, sus lavadoras me dan auténtico pánico, porque mete un vestido y saca una camiseta de niño pequeño. Por no hablar de la gama de colores, porque no es que me tiña la ropa, es que está creando una paleta de colores digna del mejor artista pictórico. Igual está buscando su verdadera vocación y yo amargándole a reproches, es eso o lo meto en un circo a mago y prestidigitador (la cuestión es sacarle unos cuartos al problema, porque es evidente que el tema no tiene solución).

dimarts, 17 de juliol de 2018

Amazon prime

Estoy convencida de que esto del Prime Day es un puro gancho y que en realidad no hay buenas ofertas, pero estimados amigos, ¡¡¡que alguien me quite Amazon de las manos!!!

Con el cuento de que hay mega descuentos he buscado todo lo imaginable en su lista de ofertas Prime Day, desde bastoncitos para las orejas a calcetines... y lo más grave es que al final me he comprado 3 libros, unos shorts igualitos a los que ya tengo en otro color (es que me quedan genial), un billetero y un bolso para el roncador: de todo eso, solamente me han hecho descuento en lo que he comprado para él, soy una desdichada y pico en cuanto ponen la palabra oferta.


Y encima, una vez que he pagado la compra me he enterado de que los trabajadores de Amazon están de huelga por pedir condiciones de trabajo más dignas... y ahora no sé si devolverlo todo o darle un abrazo al repartidor. Mi sentimiento de culpa es terrible y aciago en partes iguales.

dilluns, 16 de juliol de 2018

Un nuevo nombre para marido

Después de más de un año sin escribir en el blog mi vida sigue más o menos igual: no he podido acabar con las hormigas, a pesar de que intento mantenerlas a raya todo lo que puedo; al igual que con el resto de plagas de mi jardín, aunque he descubierto que, como con los vampiros, el ajo es un estupendo repelente de bichos (y de amantes, para qué negarlo)... 


Y hablando de ellos, sí que tengo una novedad, el roncador ha menguado sus ronquidos, sin motivo aparente, y ahora habrá que buscarle un nuevo apelativo, para despellejarlo anónimamente en el blog, digo. ¿Alguna propuesta o lo dejamos en marido?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...