dilluns, 25 de febrer de 2019

This is The End

Los entretiempos no van conmigo. He salido a la calle con el chip de que es invierno y hay que ir abrigado, un poco más y tienen que llevarme a urgencias por una insolación. Dónde queda el frío (aparte de en mi casa, que tiene un microclima polar difícil de igualar), si he estado a punto de quitármelo todo y darme un buen bañito estival. Sí, sí, llamadme exagerada, el caso es que me ha dado un poco el sol, ¡y eso no suele pasarme a mí!


Vivo sin vivir en mí, acojonada por el cambio climático y no entiendo cómo la gente no deja de procrear, si nos estamos cargando el planeta. El otro día comentaba con un compañero que Darwin debe de estar revolviéndose en su tumba porque esto va en contra de la teoría de la evolución: las personas más preparadas, teóricamente más evolucionadas, inteligentes y mejor dotadas genéticamente, hemos decidido no tener hijos (claro, yo me incluyo entre ellas); y por el contrario, las hay que tienen familia numerosa. Ahí lo dejo.

4 comentaris:

  1. Yo tengo dos, me quedo en la borderline XD
    Un besito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tu caso es una de los pocas excepciones, ya que tengo toda la fe puesta en tus hijas, las salvadoras del mundo. Pero sí, con dos ya vas justilla, suerte que te lo pensaste mejor y te frenaste.

      Elimina
  2. los ingenieros industriales de la politécnica de madrid son, en general, las personas más aburridas y antipáticas que he conocido. y lo asombroso es que se casan y tienen hijos. me pregunto cómo lo harán para practicar el noble arte de la procreación.

    ResponElimina
  3. Yo también salí hoy bien abrigada y casi me da algo..
    Besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...