diumenge, 11 de novembre de 2018

Ñam ñam

Esta semana Apolonia, mi endocrina, me ha echado bronca por perder peso con demasiada diligencia, dice que no soporta a la gente que seguimos las dietas al pie de la letra... 


Sé que lo dice porque tengo que ser menos estricta y porque debo de ser la única que le hace caso y, en lugar de alegrarse, es más fácil echarme la culpa a mí. Total, que me ha dicho que este fin de semana me dé a la bebida y coma a destajo, en plan pizza y todo lo que se me pueda ocurrir: me acabo de comer un cuadradito de chocolate negro, y ese ha sido todo mi desfase. Necesito ideas de algo a lo que no me pueda resistir, que me haga salivar tal cual perro de Pavlov, me he quedado en blanco: ¡es que ni ser gorda se me da bien!

5 comentaris:

  1. pan con dulce de leche untado! eso es muy adictivo. hace siglos que no lo como, y cuando lo veo en el super, sufro...

    ResponElimina
  2. Jajajaja... qué endocrina más rara, reñirte por ser obediente!
    Besitos.

    ResponElimina
  3. Ni caso a la endocrina. Tómatelo como un permiso para no sentirte culpable si un día te das un capricho (uno, no uno detrás de otro, que ahí está el peligro)
    Besos!

    ResponElimina
  4. Yo no sabría resistirme a un buen chocolate con churros. Prueba a ver ;-)

    Besos

    ResponElimina
  5. Patatas bravas, patatas alioli, patatas de bolsa, patatas al horno, patatas a lo pobre, patatas con chorizo, patatas con pimentón, patatas del burguer, patatas con bacon y queso....

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...