divendres, 2 de maig de 2014

El placer de lo perdido

Voy a contaros el misterio de los calcetines desemparejados: a veces creo que mi lavadora es una especie de triángulo de Las Bermudas, porque desaparece algunos calcetines y nunca más vuelven a aparecer o, peor, los recupero al cabo de los años... ¿Dónde habrán estado durante todo este tiempo? 


Como resultado, hay días en los que me parece imposible encontrar un par, así que los llevo cada uno de un color distinto y santas pascuas. Lo mismo me ocurre con algunos objetos, que se pierden irremediablemente.


Estoy de acuerdo en que, en realidad, no soy una persona muy ordenada con mis cosas, así que no me sorprende. De hecho, la satisfacción que se obtiene al encontrar algo que pensaba que había perdido, puede ser enorme. Una vez incluso abrí un libro y me encontré 10 euros, eso se mereció toda una celebración (no era consciente de haberlos perdido, y eso todavía me extrañó mucho más).

9 comentaris:

  1. A mi me pasa con los calcetines y también con el contenido de bolsos y bolsillos. Creo que en cada casa hay un portal interestelar culpable de este tipo de sucesos Iker jajaja
    Besos!

    ResponElimina
  2. Lo de los calcetines es sin duda todo un misterio! Tu pones dos (o eso crees) en la lavadora, y siempre sale uno! Y con los de los niños pasa más aún, porque ellos se los quitan por cualquier parte de la casa, así que misión imposible!! Feliz finde!!

    ResponElimina
  3. Respostes
    1. Creo que no entendí tu entrada. Pensaba que llegabas a la conclusión de que era el gato el que perdía los calcetines, por eso te decía que yo no tengo gato y se me siguen quedando los calcetines desparejados.
      Un abrazo

      Elimina
  4. Lo de las lavadoras come-calcetines yo creo que nos pasa a todos, de hecho estoy segura que las hacen así de serie. Ahora esta de moda llevar un calcetín de cada color, casualidad? no, sentido práctico! jajaja
    Oye, y qué subidón cuando encuentras dinero en los bolsillos eh! :D
    Buen finde!

    ResponElimina
  5. A lo mejor los diez euros no eran tuyos eh? Jejeje. Biquiños!

    ResponElimina
  6. Mi lavadora también come calcetines... jijiji

    Feliz día♥

    María {La cajita de música}

    ResponElimina
  7. unos se destiñen un poco y otros no, con lo cual al mirarlos a la luz da la sensación de que no hay dos iguales. es desesperante. a veces me dan ganas de comprarme varios pares, todos ellos de colores totalmente diferentes entre sí: rojo, amarillo, azul, verde... de manera que no se pueda dudar de qué par es cada uno.

    ResponElimina
  8. Yo también encontré dinero una vez en una cajita. Se ve que lo guardé para algo pero después me olvidé del tema. Jajaja. Besotes!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...