dissabte, 3 de gener de 2015

1942

Acabo de leer que los nacidos antes de 1942 tienen menos riesgos de ser obesos, la mayoría son octogenarios o están muertos, pero lo de la gordura es algo importantísimo. Se trata de un estudio que alega que después de la II Guerra Mundial hubo un cambio debido al entorno. Después de pasar penurias, los supervivientes, los neonatos, resulta que tenían claro que tenían que guardar, como los osos antes de hibernar, y por eso hay más tendencia a la obesidad después de esos años.


Es un resumen a mi manera, claro está, ellos usan palabras más grandilocuentes y científicas, al fin y al cabo, lo mismo. Según esta teoría, después de tantos años de bonanza, el cuerpo ya tendría que haberse acostumbrado y otra vez a regularse, ¿no? Igual es culpa de las dietistas, pero yo no quiero señalar a nadie, con tanto régimen y chorrada hervida, además de platos aburridos... la tía, siempre me suelta lo de come verde, ¡pues los aguacates son verdes y no me deja comerlos!


Y os cuento todo esto en plenas fiestas navideñas, que estamos hartos de comer y, a pesar de ello, seguimos engulliendo. Le voy a pasar este estudio "científico" a mi antigua vecina, está a punto de hacer 90 años y está preocupada porque está poniendo barriga y culo... y a mí que a esa edad creo que me va a importar un pito todo (bueno, igual que a ella, porque me lo dijo mientras se comía unos churros).

7 comentaris:

  1. Fan de tu vecina, jajajaj!
    La dieta es aburrida si tú quieres que lo sea, hay muchísimas formas de crear platos sanos, ricos, y atractivos.
    Besos!

    ResponElimina
  2. me ha encantado esta entrada!! muy buen estudio aunque no sé si habran acertado

    tu vecina es un crack. Y tu dietista parece borde y pesada

    ResponElimina
  3. bueno, mi padre nació en 1938, y quizá no llega a sobrepasar el umbral de la obesidad, pero sí está bastante rellenito... ^_^

    ResponElimina
  4. ¿Por qué habré nacido después de 1942? xDD

    ResponElimina
  5. Se perdonan las gachas por los coscorrones.

    ResponElimina
  6. Jajaja Lo de tu vecina es un puntazo. Los hábitos de alimentación y (no) actividad física me temo que influyen mucho más que esa teoría, creo yo.
    Un besazo!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...