dissabte, 31 de gener de 2015

Prometo que un día lo haré

Tengo grandes ideas, son maravillosas y cuando las cuento se me llena la boca. La realidad es que empiezo mil millones de proyectos y los voy dejando en cajas, como si esperara que un día las abriera y me lo encontrara terminado: unos patucos, amigurumis, bolsos, cestos y así... hasta el infinito.


Culpo a la falta de tiempo, pero creo que es la falta de espera, si pudiera terminarlo en un día... después, cuando tengo otras responsabilidades, me acuerdo y lo terminaría de inmediato, pero claro, hay que estudiar, leer, querer al roncador...


Sin ir más lejos, hoy que estoy histérica preparando el examen del lunes habría terminado mínimo 7 de esos proyectos, incluso habría construido una casa, si mucho me apuras, cualquier cosa menos estudiar. Si ya sé yo que soy dispersita.

10 comentaris:

  1. Si te consuela a mí también me pasa, tooooodos los sábados me hago como una lista de mil cosas que voy a hacer y al final no hago nada, como tú culpo a la falta de tiempo pero en realidad lo que me pasa es que me gusta procastinar.. ains no tengo remedio!
    Ánimo con el examen!

    ResponElimina
  2. Y a mí. TEngo mil cosas empezadas, hasta una bufanda que, si acabo, igual será en primavera.

    Besos.

    ResponElimina
  3. el tiempo vuela que se las tira!!
    suerte en el examen

    ResponElimina
  4. Menos estudiar cuando toca, nos cunde el tiempo en otras cosas una barbaridad.
    Yo creo que lo que te falta es concentración y constancia, no tiempo.
    Besos!

    ResponElimina
  5. Suele pasar, no he tenido las cejas mejor depiladas ni los armarios más ordenados que cuando estaba de exámenes, jajaja!

    ResponElimina
  6. ¡Eh! Creo que me suena de algo lo que he leído, jejjej.
    Un beso.

    ResponElimina
  7. a veces los proyectos hay que madurarlos en la cabeza antes de llevarlos a la práctica, así que no te agobies por eso.
    lo que sí es verdad es que cuando tienes que estudiar, se te despierta la curiosidad por todo menos por aquello que tienes que preparar para el examen. te vuelves enormemente inquieto intelectualmente. ;) a mí también me pasaba.

    ResponElimina
  8. Tú a estudiar, que siempre habrá tiempo para los amigurumis. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponElimina
  9. Mi novio tambié es así, se dispersa haciendo mil cosas antes de sentarse a quitarse cuanto antes lo que le agobia...se llama procrastinación y hay un libro muy bueno al respecto.

    Besos!

    ResponElimina
  10. A mí también me pasa! Tengo taaaantos proyectos... jajaja. Necesito días de 48 horas.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...