dilluns, 5 de gener de 2015

Y se acabó la luna de miel

Parece que se ha acabado la luna de miel, que ya duraba mucho. Esta mañana, mi marido me ha dicho que se me ha quemado el café. Después de 9 meses casados, por fin, me he caído de su pedestal, a sus ojos, ya no soy la mujer perfecta. ¡¿Cómo se atreve?! En todo caso, a mí no se me ha quemado nada, será a la Nespresso, aunque no sé cómo puede haber ocurrido, habrá habido una subida de tensión o algo parecido. Tenía que pasar, soy imperfecta y ya no lo hago todo súper bien. No sé si podré superarlo. Pues a partir de ahora que se lo haga él el café, que para una cosa que hago en la cocina, va y me critica. 



Aunque tengo que disculparlo, creo que está nerviosote porque ambos tenemos que entregar trabajos y presentarnos a examen. De todos modos, os voy a confesar una rareza del roncador, le gusta hacer exámenes, el tío se crece y se lo toma como un reto, cuando una servidora, a la que se acerca la fecha, se pasa un buen rato en el baño, sí, me cago de miedo (literal).



A mí me parece algo masoca, si le dejara, se presentaría por mí a los exámenes. A veces me planteo si se darían cuenta, porque mucho poner el DNI en todas partes, pero comprobar datos, ni de coña.

10 comentaris:

  1. ¿Nueve meses?, mejor eso que si hubieras tenido un bebé, como está la vida...

    ResponElimina
  2. Yo creo que para el roncador vas a seguir siendo perfecta, por muchos cafés que se quemen. El amor es así de bonico....En cuanto a los exámenes lo entiendo perfectamente, a mi las auditorías, aunque lo pase mal, me ponen. En cuanto cojo ritmo no hay quien me pare.
    Besos

    ResponElimina
  3. tranquila que en la carta de los reyes he pedido otro pedestal!

    ResponElimina
  4. Menos mal que tienes al lado a una persona que se toma las cosas de una forma tan diferente a la tuya. Os compensáis, y eso hace que la pareja funcione. Aunque se te queme el café (admítelooooooooo)

    ResponElimina
  5. oh dios mío, quemar el café de la Nespresso no es posible. Ha sido el vecino. El Roncador es lo más, mira que actitud tiene el tío...yo le admiro

    ResponElimina
  6. no perdáis el espíritu de estudiantes!! lo del café es lo de menos, peor sería ponerlo descafeinado por equivocación y luego estar dormidos toda la mañana. ;)

    ResponElimina
  7. Jajaa!!lo del cafe es genial y lo de los examanes a mi me ponian nerviosisima!!no podia con ellos!!besos

    ResponElimina
  8. Qué suerte que le guste hacer exámenes! A mí me pasaba como a ti, me revolvían el estómago que daba gusto! jaja

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponElimina
  9. acabo de conocer tu blog, me encanta tu nombre cuandosepasa el arroz, por cierto, ya se te quema el cafe, mecachis, jajaja, besos guapa

    Sibaritismosdeinma

    ResponElimina
  10. Jis... para mi los exámenes eran un reto! Me encantaba hacerlos, saber contestar me ponía las pilas! Juas! En cuanto a la Nexpresso, no me puedo creer que queme el café! Ainnnsss!!

    ^^

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...