dimecres, 28 de gener de 2015

Sale el sol

Me gusta desayunar mientras se despierta el mundo, me tranquiliza. Me despierto antes que nadie y tomo el café en el patio, junto a los pajaritos, que me dejan mi rinconcito mientras pían alegremente, a la espera de la salida del sol o de que les eche unas migajas. 



Nunca veo salir el sol, suele pillarme de camino al trabajo, es algo que me gustaría, tiene que ser bonito: hay una señora que cada mañana saluda al sol en la playa, hace una especie de ritual o baila, probablemente algo místico y espiritual, no lo sé. De camino al trabajo, desde el tren, me parece una imagen preciosa y llena de espiritualidad (igual es una loca o simplemente pasea al perro, ya sabéis cómo trabaja mi imaginación).



Bueno, en realidad, me quejo de no ver las salidas del sol, pero es lo que más deseo en el mundo, dormir hasta que haya salido y ya sea mediodía, lástima que mi ritmo circadiano tenga muy claro el momento de vigilia y sueño, no me deja tranquila ni en fin de semana. 

12 comentaris:

  1. Oye pues a mi me encanta el detalle de ver a la señora saludando al sol, incluso aunque sea una loca. Como tú, soy de levantarme muy pronto (y sobarme también tempranísimo como consecuencia)...Manolo dice que mis biorritmos son suecos (será lo único jajajaj).
    Besos!

    ResponElimina
  2. Con lo bucólica que te veía yo hoy... La verdad es que a mi eso de ver el sol salir también me parece muy bonito, pero con el fresquete que hace ahora por las mañanas, donde esté quedarse entre las mantas hasta las tantas...
    Besos

    ResponElimina
  3. Empezaste muy bien, pero tu quieres dormir, a mi que duermo poco lo que me gusta es despertarme sin sueño. Pide que un día te dejen dormir hasta que el sol esté levantado y entonces que te lleven el periódico y el café. Saltos y brincos

    ResponElimina
  4. Pues aprovecha ese ciclo y vete un día que no tengas que trabajar a saludar al sol en la playa.
    Besos!

    ResponElimina
  5. Mira que me parece atractivo dormir hasta el mediodia, pero mi cuerpo me lo impide. Me suelo despertar siempre muy temprano y una vez que estoy despierta mi cuerpo no aguanta en la cama... eso si, veo amaneceres a diario.

    ResponElimina
  6. Yo no suelo ver salir el sol, salvo si estoy de viaje o similar. Claro que trabajo hasta las once de la noche. Se me perdona, ¿no? Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponElimina
  7. en un trabajo en el que estuve, entre que la jornada empezaba sobre las 7 de la mañana y que estaba muy lejos, ni en pleno verano era de día al levantarme...

    ResponElimina
  8. Confórmate, no eres tú la única.

    ResponElimina
  9. Hola. me gusta mucho ver el sol y al no ser posible me gusta que el sol me despierte entrando por la ventana...

    ResponElimina
  10. Qué suerte tener ese ritmo interior que te haga levantarte temprano hasta el fin de semana :)

    ResponElimina
  11. Es un coñazo esto de tener el despertador interno puesto siempre tan tempranito, en especial si, como en mi caso, tu pareja tiene un biorritmo opuesto.

    ResponElimina
  12. Hola, lo de ver salir el sol me gusta pero prefiero dormir un poco más jeje besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...