dissabte, 19 de juny de 2021

Pasado el temporal

He estado bastante desaparecida, por pereza un poco; pero también porque operaron a mi madre, ya os conté (nada grave, aunque pareció que era de vida o muerte), os lo podéis imaginar: mi padre con taquicardias y al borde de la muerte, mi madre despotricando y dando órdenes por doquier. La primera semana estuvo hospitalizada y solamente dejaban entrar a uno, así que decidimos que fuera mi padre, porque según sus palabras no podía vivir sin su mujer (nos enterneció, el jodido). Al segundo día se le olvidó que tenía que visitarla y el cuarto se quedó dormido y tampoco fue, el quinto fue y se quedó frito durante toda la hora de visita (creo que todo el mundo pudo escuchar los gritos de mi madre, menos él, claro).

Una vez superado el tema hospitalario, vino la odisea. Mi hermana cogió las riendas de la situación, cosa que nos sorprenció a todos porque en estas ocasiones es una gran prestidigitadora y desaparece. Me relajé, que venía el fin de curso y tenía bastante curro... entonces pasó, mi hermana cayó enferma, no sé si por cansancio, porque no podía más con ellos, porque tiene mucho morro y no encontró otra excusa... el caso es que de repente me vi limpiando el piso de mis padres, haciéndoles la comida, curando la herida, aseando a mi madre... aunque se dio cuenta de algo, cuando me operaron nadie vino a verme ni a hacerme nada, así que madre se está poniendo las pilas, que se había puesto en modo dominatrix y todo. Un día llegó a decirme que había encontrado un pelo de mi padre en el suelo, le contesté que, como es más bajita y llega antes al suelo, lo recogiera ella. Suerte que está medio enamorada del osteópata y eso me la tiene más relajada (y que la toca bien, eso también).

12 comentaris:

  1. ... ahora viene la calma.
    O no.
    Que está la vida muy loca.

    Suerte.

    ResponElimina
  2. Espero que disfrutes de unas merecidas vacaciones, al completo de esas reparadoras porque nadie conocido está cerca. Ánimo!!

    ResponElimina
  3. Eres demasiado buena. Que se mejore. Un beso

    ResponElimina
  4. ¡Tú eres una santa!! Aunque, como siempre digo, "nadie te defrauda si nada de nadie esperas"


    bss

    ResponElimina
  5. Jajaja, te mereces un premio a la mejor hija. Y disfrútalos, aunque no te lo pongan del todo fácil.
    Feliz finde.

    ResponElimina
  6. Ay pobre es una odisea cuando alguien de la familia se enferma u_u y lo mucho que haces para ayudar te terminan sacando en cara que es poco, no te desanimes creo que a todos nos ha pasado algo parecido. Pero que suerte que todo ya mejoro.

    Un besote desde Plegarias en la Noche.

    ResponElimina
  7. La familia es lo mejor para estar entretenido. Si encima le dieran al bebercio sería lo más.

    ResponElimina
  8. Que suerte que pasó la tormenta, que podemos leerte. Y que sos capaz de usar esa clase de tormentas, con la que te toca encontrarte, para escribir con este estilo tan especial, creativo. Lo que narraste parece un guión de historieta o película.

    Besos.

    ResponElimina
  9. Al final fue tu padre y al final sucedió lo previsible, tú cargarías con todo. Parafraseando al equipo A Da gusto que los planes salgan bien...a algunos, claro.

    ResponElimina
  10. me alegro de que al final todo saliera bien, aunque al final te tocara hacerlo todo. ya nos contarás cómo evoluciona la historia entre tu madre y el osteópata. ;)

    ResponElimina
  11. Que ibas a encargarte tú te lo temías y así ha sido... Paciencia porqueeso no tiene remedio, te tienen pillada la medida.

    ResponElimina
  12. Cuando he empezado a leer pensaba que estabas hablando de mí, bueno de mi no, de mis padres. Tal cual. Palabra por palabra. Supongo que es esa generación, que de demostraciones emocionales anda escasa. Me he quedado más tranquila al comprobar que no solo me pasa a mí, bueno a mí no, a ellos...
    Me he liao, no sé si se entiende. Creo que sí... jajaja
    Besos.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...