divendres, 8 de maig de 2015

Al gimnasio

Mañana sin falta voy al gimnasio, esto ya pasa de castaño oscuro, definitivamente, de este mes no pasa, tengo que ir a desapuntarme. No sé ni cuándo fue la última vez que fui. Sí, voy al revés de todo el mundo, desde hace años decidí que la operación bikini no es en verano, que la gente lleva todo el invierno en modo oso, alimentando barriga, pues este año no me pilla el toro y me busqué dietista hace meses.



Es curioso, porque desde que ha llegado el buen tiempo que tengo unas ganas locas de comer pan. Eso de que con el buen tiempo te apetecen ensaladitas es una coña o ¿solo me pasa a mí que estaría todo el día en un chiringuito tomando bravas?



Habrá que recuperar el pilates, porque a mí lo de sudar no acaba de gustarme. Al roncador le han recomendado un coach, o sea, un entrenador personal que lo psicoanaliza. Sinceramente, no sé qué es peor.

6 comentaris:

  1. Jajaja Qué bueno lo del chiringuito, cuánta razón!!
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Yo odio el gimnasio, pero algo habrá que hacer!!! Ole esas bravas en las terracitas!!

    ResponElimina
  3. Lo de que te apetezca comer pan puede ser ansiedad, o que estás tomando más dulce del que debes. Revisa tu dieta.
    Besos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Será algo así, más bien ansiedad, porque a mí no me gusta el pan, así que sí que es algo raro, sí.

      Elimina
  4. Yo tengo ganas de hacer pilates!
    Besos

    ResponElimina
  5. Yo directamente no me apunté al gimnasio porque me daba pereza ir después a desapuntarme. Jajaja. Besotes!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...