dijous, 14 de maig de 2015

Rotondas

Sí, yo sé que las rotondas tienen una gran utilidad, bueno, en realidad no sé cuál es, pero eso dicen. El caso es que a mí me ponen nerviosa y, sinceramente, me mareo en ellas.  Todo depende del tamaño, porque una buena rotonda es el equivalente a una isla, yo creo que incluso, algunas de ellas, están ocupadas por poblados indígenas, con su propia cultura e historia.



Son de esas obras arquitectónicas (¿o son viales?) que nunca entenderé, igual que las bandas rugosas (ideales para los que tienen almorranas, con tanto bache). Bueno, pero yo de carreteras no entiendo nada, que una, cuando va a pie, no tiene tantos problemas. 



Por lo que me han dicho, debe de ser muy complicado circular en una, el otro día, una señora (por ponerle un nombre) se paró en medio de la rotonda para llamar bobo a otro conductor, el caso es que el chico ya estaba dentro y todo apuntaba que la que conducía mal era ella, pero cuando alguien cree que tiene la razón, el resto del mundo son bobos o cosas peores, que se ve que esto de conducir saca lo peor de cada uno.

4 comentaris:

  1. Pues sí, al volante o no, creerte el único con razón y/o toda la razón...es peligroso con ganas.
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Las rotondas, son útiles.
    Algunos Ayuntamientos se pasan.

    manolo

    ResponElimina
  3. A mi las rotondas me asustan mucho! jaja!
    Besos

    ResponElimina
  4. en un examen de conducir me metí en una rotonda a destiempo y el profesor me tuvo que frenar. en consecuencia suspendí automáticamente, claro. venía uno por el carril interior y sin poner el intermitente para indicar que iba a salirse, me confié, y casi nos barre.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...