divendres, 22 de maig de 2015

El cinturón

Se me ha acabado el chollo, en una de esas discusiones típicas de pareja, el roncador me decía que iba estresado y que muchas veces podría ayudarlo en algunas cosas. Pues, a pesar de las enseñanzas de mi gran maestra del escaqueo, que es mi madre, cometí el error de darle la razón y de decirle que es culpa mía (reconocimiento que sobraba, la he cagado), que me acomodo y dejo que él haga muchas gestiones, que a partir de ahora delegue en mí. Total, primera tarea, llamar a los desguaces para ver si encuentro una pieza que nos falta del coche desde hace años. Ya pasamos la ITV, que ni me lo creo. 


Empecé mal la conversación, en mi primera llamada me pidieron el año de fabricación del coche, ¿pero si esas piezas son todas iguales? Pues resulta que no, o sea, que hubo una segunda llamada después de recabar información más precisa. Os cuento, es una pieza de lo que sujeta el cinturón del copiloto, o sea, el mío, que por la cuenta que me trae más me vale encontrarlo.


Pues eso explícaselo a los del desguace: "Mire usted, ¿sabe la pieza roja con una rendija donde se engancha el cinturón?", el chico, muy amable me dijo que claro; a lo que respondí: "pues eso no, lo negro, lo que no sirve para nada porque lleva años roto y ha funcionado a las mil maravillas". Así hasta que el pobre me entendió, no sin antes pedirme una foto (de la pieza, se entiende, que una está casada y eso en la voz se nota, era un chico muy educado), a lo que respondí que no, porque una tiene orgullo y ni siquiera sabe cómo se abre el coche. Muy entretenido todo, y aprovechó para echarse unas risas a mi costa. Oiga, que yo ni siquiera conduzco.

10 comentaris:

  1. Jajajaja Qué buena esa conversación con el muchacho educado. Mucha suerte para recibir pronto la pieza y mantennos informados de esas nuevas gestiones ;)
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Eso es mejor que él coja el coche y se llegue, in situ.

    Saludos, manolo

    ResponElimina
  3. Jajajajaja, madre mía nena!! Desde luego lo tuyo no son los coches. Anda, que el roncador no podía haberte encargado otra cosa.....
    Besos

    ResponElimina
  4. Que gran profesional tu madre y su alumna apunta maneras, me apunto a vuestra escuela jajaja :). La verdad que me he sentido muy identificada con tu llamada telefonica yo hubiera estado igual de desnvuelta que tu jajjaja, osea nada. Me sorprende de tu blog que siempre tienes anecdotas que contar, vaya muermo de vida tengo jajaja. Bss

    ResponElimina
  5. Bueno, no está tan mal encargarte tú de algunas cosas, no? Yo imagino que cuando haga vida con mi pareja los dos nos encargaremos de las cosas, no sé... xD

    ResponElimina
  6. en teoría las piezas deberían estar normalizadas, todas con las mismas dimensiones para que puedan ser sustituidas sin problemas. pero en la práctica...
    vaya vaya, así que te pidió una foto, jajaja

    ResponElimina
  7. Jajajaaja! Bueno lo importante es que te entendió y espero que encuentres pronto la pieza que falta!
    Besos

    ResponElimina
  8. Jajajaja. Oye, tu explicación se entiende perfectamente. He visualizado con claridad lo negro. Besotes!!!

    ResponElimina
  9. Norrmal que se riera si le dices que no sabes ni abrir el coche, tienes una colleja...jajaj!

    ResponElimina
  10. Buenisimo!!es que estas cosas no son para nosotras no sabemos como se llaman todas esas piezas raras que no se sabe si son de adorno o tienen alguna utilidad!!Un beso

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...