dimarts, 19 de maig de 2015

Al sol

El roncador tiene la teoría de que soy un poco vampira: lo dirá porque me gusta morder (aunque me contengo, y más ahora, con los aparatos), tengo los colmillos grandes y puntiagudos, tengo un color de piel más bien tirando a muerta y, lo definitivo, es ver el sol y me da por gritar y salir huyendo.


Bueno, en realidad, es que me deja cegada y cuando tienes migrañas a menudo sabes cuánto duele el sol a la vista. Por otro lado, nunca me pongo morena, así que no soy muy capaz de ver los beneficios del sol. Lo más gracioso es que el roncador, que se pasa todo el año tirando a moreno a la que le da un rayo de luz, le han detectado que le falta vitamina D, a veces me cuesta entender la ciencia.


Luego está el tema de que el sol es molesto, a ver quién es el guapo que es capaz de usar el cajero automático a pleno sol, por no hablar de la imposibilidad de mandar teléfonos con el móvil, cualquiera ve la pantalla con tanto solazo. En fin, el roncador descartó la teoría vampírica el día que se dio cuenta de lo mucho que me gusta el ajo (con todas sus consecuencias).

5 comentaris:

  1. Uy, si es por el ajo yo tampoco soy vampira, eso fijo!! Y sin embargo, pese a no quemarme y broncearme con facilidad, el sol me molesta horrores especialmente en los ojos.
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Jajajaj! A mi tampoco es que me guste mucho el sol..Aguanto poco tomándolo!
    Besos!

    ResponElimina
  3. Jo cada vegada tinc més pòr al sol, per lo perjudicial que és per a la pell, però tinc que reconéixer que ens "carrega les piles" ;-)

    ResponElimina
  4. Yo adoro el sol pero sí es cierto que para algunas cosas es de lo más incómodo. Besotes!!!

    ResponElimina
  5. jajaa, qué cosas tienes!! las verduras están muy sosas sin un poco de ajo sofrito. ;)
    a mí no me gustan las gafas de sol porque impiden que se vean los ojos, pero entiendo que para algunas personas son necesarias.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...