dijous, 3 d’abril de 2014

¡Ya he llegado, cariño!

A veces, cuando llego a casa, no puedo evitar gritar: ¡ya estoy en casa, cariño! Aunque no haya nadie, cogí la costumbre cuando vivía sola y no se me acaba de quitar, tenía la paranoia (que por otro lado no estaba de más) de que si pensaban que compartía piso, tal vez no se les pasaría por la cabeza entrar a robar, sobre todo porque mi cohabitante no salía nunca de casa, así que por mucho que estuvieran al acecho...



No me lo tengáis en cuenta, cuando una vive sola, busca las alternativas y estrategias que cree necesarias para sobrevivir.



Es como cuando llaman al timbre y el aspecto del que está al otro lado de la mirilla es sospechoso, siempre dudo entre coger un cuchillo (nunca es la mejor opción, presumo de ser patosa) o la sartén (suele ganar, aunque es difícil de disimular, siempre me pillan cocinando).

11 comentaris:

  1. jajaja Lo de la sartén es difícil de disimular sí. Siempre puedes coger un martilo y simular que estabas haciendo obras ;)

    ResponElimina
  2. Jajaja... yo también soy un poco miedosa. Además entraron en nuestra casa hace 4 años, nos desvalijaron y a mi me dejaron temblando -suerte que no estábamos dentro-. Asi que a parte de tener alarma, si voy a salir para un rato dejo puesta la radio... ji! Para que piensen que hay alguien... jajaja... y también cuando llego llamo al portero por si hay ladrones avisarles para que se marchen... ji!

    Besos!

    ResponElimina
  3. O no abrir, por ejemplo. Yo cuando no quiero abrir pongo voz de niña y digo que mi mamá no está, sobretodo para los que ya han venido en más de una ocasión a venderme algo y no entienden que no lo quiero. Biquiños!

    ResponElimina
  4. en mi casa, nunca abrimos la puerta sin preguntar quién es. puede que no sea un ladrón, pero sí un vendedor de enciclopedias o un testigo de jehová...

    ResponElimina
  5. Es la supervivencia hay que buscar ideas por si las moscas!en mi casa cuando llaman preguntando por alguien me hago pasar por el servicio domestico y digo que la señora o el señor no está!!jaja,!besos

    ResponElimina
  6. Jajaja. Yo cuando vivía sola la verdad es que no tenía ninguna medida extra de seguridad... Menos mal que nunca les dio por venir a los malosos, porque medio pueblo sabía que vivía sola... Besotes!!!

    ResponElimina
  7. Jajaja...nunca se me ocurriría decir eso al llegar a casa...pero es una buenísima idea!

    ResponElimina
  8. jajaja, yo nunca abro! Me quedo silenciosa en el otro lado si no conozco al que llama a la puerta... ;)

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponElimina
  9. Jajajaja, ese grito de guerra me ha gustado.

    ResponElimina
  10. Yo si no espero visita nunca abro!!! paso total! aunque dicen que no es aconsejable porque es mejor que sepan que hay alguien en casa...

    ResponElimina
  11. Toda persona que haya superado la barrera del interfono y consiga llegar hasta tu puerta, es sospechosa por naturaleza. Yo nunca abro a nadie, cartero incluído (también ayuda el hecho de que por mucho que hable, mi interlocutor no me escucharía desde la calle: hace tiempo que el interfono no chuta muy bien...)

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...