dilluns, 14 d’abril de 2014

Ya sas (pero con alfabeto griego)

Bastante resacosa de mi honeymoon, es decir, cansada y con el horario algo desfasado, os cuento algunas de las anécdotas que vivimos mi ya marido roncador y una servidora. Para empezar, no tuvimos en cuenta el cambio de hora, en Grecia es una hora más (parece una tontería, pero no lo es), así que estuve enviando WhatsApp a mis amigos a horas intempestivas de la mañana, básicamente cuando tenía acceso a una wi-fi gratuita, algo que no es tan fácil por estos mundos de dios (y menos en un país en el que había demasiados dioses mitológicos).


¿Qué decir de los griegos? Lo primero, que alguno habrá de guapo, pero yo no lo vi, bueno, un par, que encima eran amigos (ya se sabe, guapo busca a guapo), pero en todo el viaje solamente estos dos. Teniendo en cuenta las joyas escultóricas que nos dejaron como legado los antiguos griegos... o bien idealizaron su belleza o bien los genes han hecho de las suyas y las mezclas no son buenas por esas tierras. En segundo lugar, tardé más de lo normal en pillar alguna que otra palabra, que me jacto de tener facilidad de idiomas (o sea, de chapurrear unos cuantos), pero con tanta palatal y yod (o sea, todo p, k e íes) era difícil entender alguna cosa, vamos, que es una lengua bien difícil, para que luego digan del alemán, que me parece de lo más dulce. 


Esta gente siempre parece enfadada, porque te sonríen, o pensarías que te han dicho alguna cosa mala. Por otro lado, no son especialmente simpáticos, pero tengo que decir que han sido muy amables con nosotros. Siempre han tenido un Ya sas (que se escribe muy distinto, pero viene a sonar así su hola más coloquial) y el tan socorrido parakaló, como decía una de mis lectoras fieles ayer mismo (palabra usada indistintamente para pedir perdón, disculparse o como respuesta a un gracias).

6 comentaris:

  1. Fíjate que mi impresión fue algo distinta! Yo los vi muy parecidos a nosotros: bulliciosos, callejeros y muy cálidos. Siempre digo que los griegos los encuentro más parecidos a los españoles que a los italianos.
    A nosotros nos pasó que compramos un callejero con las calles en alfabeto latino (lógicamente) y cuando empezamos a andar y vemos que los nombres están escritos con alfabeto griego...¡casi nos da un pitango! jajaja Pero, afortunadamente, somos de letras (jajaja) y rápidamente aprendimos a cambiar mentalmente los signos.
    Un besazo, primor.

    ResponElimina
  2. A mí también me ha pasado lo de enviar mensajes a cualquier hora! jaja

    ResponElimina
  3. es interesante lo que cuentas, porque a los griegos se les conoce poco. no es un país del que se hable mucho. yo conozco algunas letras del alfabeto griego porque se usan como símbolos algebraicos en mates y en física, pero vamos...

    ResponElimina
  4. Bueeeeno! Pero que te quiten lo bailaó! Y lo que habéis disfrutado? y teniendo a tu recién estrenado marido, quién quiere griegos guapos...! Jijiji

    Feliz día♥

    María {La cajita de música}

    ResponElimina
  5. Me encanta nuestra lengua, que es muy rica y tiene palabras para todo. Biquiños!

    ResponElimina
  6. Tomo nota de lo que dices ;) la verdad es q no he pisado nunca Grecia, así qe acordare de esto cuando lo haga jajaja

    Bss

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...