dilluns, 30 de juny de 2014

Pillada

Días antes de mi boda, mis amigas me organizaron una despedida de soltera, ya os hablé de ella. Fue increíble, porque acertaron en todas las actividades y fue un día muy divertido. Con el tiempo, me han ido contando lo difícil que era montarlo todo, muchas de ellas trabajan conmigo y dicen que no sabían cómo, pero siempre las pillaba.


Evidentemente, yo no me di cuenta de nada, soy despistada por naturaleza. Pero hubo un día que estaban comentando algo y entré en la sala, todas disimularon a la perfección, pero una de ellas ni se dio cuenta (a pesar de saludarme) y siguió con el tema. Lo peor es que, cuando se dio cuenta, gritó y se fue corriendo. Naturalmente, todas nos reímos mucho.

Así me las imagino, desesperadas con tanta organización.

A pesar de ello, solo pensé que me preparaban un regalo, no el sorpresón que me organizaron. Así que, desde entonces, prefiero no enterarme de nada, porque fue algo inesperado que me hizo muy feliz.

7 comentaris:

  1. Las sorpresas (buenas) son fantásticas. Me siento identificada con esa amiga tuya que no se enteró de que tocaba disimular jajaja
    Besos!

    ResponElimina
  2. jijiji... que divertidas son las sorpresas (¡cuando son buenas!).

    ResponElimina
  3. Hay gente que se empeña en adivinar las sorpresas pero la verdad es que es mucho mejor dejarse sorprender. Un besote!!!

    ResponElimina
  4. bueno, aunque se escape algún spoiler, es un motivo más para reírse, jeje.

    ResponElimina
  5. Claroo! Las sorpresas buenas siempre son geniales ;)

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponElimina
  6. Que buena sorpresa lo debistes pasar genial!!besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...