dijous, 26 de juny de 2014

Playera

Soy muy de playa, a pesar de que a primera vista no lo parezca. A veces, mis amigos me llaman Casper, brillo en la oscuridad de la discoteca y tengo un blanco nuclear de piel muy sospechoso. Cuando nos tumbamos en la toalla, ambos sabemos qué ocurrirá: mi marido, rápidamente, adquirirá un precioso tono dorado y yo me quedaré exactamente igual.



Lo tengo asumido, aunque el resto de la humanidad no, y aprovechan cualquier momento para destacarlo. Eso no quita que adore tumbarme al sol y disfrutar de la serenidad del sonido de las olas.



Por otro lado, nado como un perrillo. En algún momento, entre mi pronta vaguería y mi pre-adolescencia, olvidé aprovechar mis clases de natación, porque mi madre se esforzó en que las tuviera y yo aprovechaba cualquier momento para escaquearme, ahora lo acuso, cuando los niños me señalan y yo, muy digna, chapoteo y me divierto imitando a los grandes nadadores.

10 comentaris:

  1. Es que la playa es tan relajante, que aunque no vaya uno a "torrarse" sienta de maravilla.
    BESOS!

    ResponElimina
  2. A mi también me chifla la playa a pesar de mi blancura natural. Estar tumbada bajo la sombrilla oyendo el mar mientras leo es un lujo.
    Un beso

    ResponElimina
  3. Curiosamente, la palidez de algunas les perturba más a los demás que a las poseedoras de ello.
    Besos!

    ResponElimina
  4. Yo soy blanquita... pero enseguida pillo color doradito! Tengo suerte!

    ResponElimina
  5. A mí también me gusta la playa y tengo la suerte de que, aunque soy blanquita, pillo colorcito con facilidad. Eso sí, a nadar nunca aprendí en condiciones. Besotes!!!!

    ResponElimina
  6. la playa tiene un tinte poético, para quienes sabemos verla así. las olas son un espectáculo natural de gran belleza.

    ResponElimina
  7. jajajajaja a mi em passa exactament igual. el meu home queda , no com el teu en tono dorado , directament a fosc i sembla que ell hagi estat de vacances un mes al caribe i jo hagi fet un creuer per els fiordos noruecs

    roser

    ResponElimina
  8. A mí me pasa igual pero bueno, tengo asumido mi blanco nuclear...

    ResponElimina
  9. Yo si voy casi todos los días por lo menos durante al mes, al final acabo cogiendo algo de colorcillo... pero sigo estando blanca, tanto que el verano pasado a mediados de agosto cuando llevaba ya mes y medio en la playa un vecino me vio y me dijo, que, la primera vez que pisas la playa este verano no? jajaja que le vamos a hacer! Un beso!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...