divendres, 26 de febrer de 2021

Dejadme dormir

Espero que me den el alta pronto, porque mis padres me están llamando de dos a tres veces al día con la excusa. Por la mañana mi madre, bien temprano, tanto que hoy le he mandado un sms a las 6 diciendo que no me llamara porque no había dormido nada desde las 2 y me tomaba una pastillita mágica para dormir, a lo que, por supuesto, me he puesto el teléfono fijo en la mesilla de noche porque a las 8 ya me estaba llamando, y es que, según ella, el móvil le esconde los mensajes. Y sus amigas convenciéndome de que la ayude a ponerse Internet, solo me faltaría eso, no solo porque se pasaría el día enviándome mensajes con un punto y nada más, palabras inconexas, mensajes de voz en los que oigo qué hace, pero no dice nada; también porque el móvil maligno le escondería los mensajes. Además, que ella no quiere, porque conoce a sus amigas, que son muy pesadas (son sus palabras), y así no la molestan, pero me usa a mí de excusa, que soy muy mala hija.

Por la tarde, mi padre, aprovechando que mi madre se echa la siesta y no puede oírle, porque la tía está como una tapia, pero a la que se habla de algo que le interesa, es un lince. Entonces se desahoga, porque nadie habla de lo que es esta pandemia a nivel matrimonio, y ellos llevan muchos días saliendo poco y demasiado juntos. Y a veces llama a deshora: sin ir más lejos, esta semana me llamó porque recibió un sms -otro que tal, pero por motivos distintos, que le gustan poco los cambios/novedades, y tiene el mismo teléfono fijo de alquiler desde hace más de 2o años, a pesar de que funciona mal y se oye fatal- a las 3 de la madrugada del banco diciéndole que estaba en descubierto y tenía que seguir un enlace (ahí otro motivo por el que no tiene Internet, que le hubiera dado hasta la saciedad). Desde las 7 que estaba delante del banco, aunque no abrieran hasta las 8:15h y yo le hubiera dicho durante una hora, y menuda hora, las 3:10, que era una estafa y que no se preocupara. Cuatro días después sigue preocupado y sigue llamando al banco, luego a mí, por supuesto. Una cosa tengo clara, si ellos no pueden dormir, yo tampoco.

12 comentaris:

  1. Los padres a veces son un caso... o casi siempre ja. Y muchos con la edad se llevan mal con la tecnología. No descarto que me pase lo mismo mas adelante jeje... saludos

    ResponSuprimeix
  2. Desde luego no te aburres. Que te mejores. Un beso

    ResponSuprimeix
  3. Jajaja Qué caso. Te deseo tranquilidad, descanso y mejora.
    Besitos!

    ResponSuprimeix
  4. Pero si no llaman se les echa de menos, así que si ellos no duermen pues tú tampoco jajajajajaajajajajajajajaja. A cuidarse mucho.

    Abrazote utópico.-

    ResponSuprimeix
  5. Jejejeje piensa que tanta atención por su parte significa que te quieren. Al final esas pequeñas cositas tienen su gracia, seguro que tu también lo ves así Ses :)

    Un abrazo y disfruta mucho del finde!

    ResponSuprimeix
  6. Hay gente que llama y llama. Ofendiéndose si no si los atiende.
    Besos.

    ResponSuprimeix
  7. Madre no hay más que una (gracias a dios) :))


    Bss

    ResponSuprimeix
  8. mi madre ha aprendido a usar whatsapp, mejor así porque antes me llamaba, a veces inoportunamente...
    cuídate mucho, besos. :*

    ResponSuprimeix
  9. L'autor ha suprimit aquest comentari.

    ResponSuprimeix
  10. Cosas de padres... Podría ser una especie de venganza por todas las noches en las que no les dejábamos dormir cuando éramos bebés.

    ResponSuprimeix
  11. Aventuras y desventuras de la familia. Hay que tomarse una tila y la pastilla para dormir.

    ResponSuprimeix
  12. Jajajajajaja, me encanta la forma que tienes de contar las cosas cotidianas.

    Los padres son como dice JLO un caso y algunos ya de avanzada edad con esto de las NNTT son un desastre que consiguen volvernos locos, pero bueno, así se les quiere.

    Besos.

    ResponSuprimeix

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...