dimarts, 23 de febrer de 2021

Me pongo existencial

Hoy me he dado cuenta de que si hubiera un gran desastre que llevara a la extinción de la raza humana, además de alegrarme un poquillo (porque ya poco queda por salvar), no vendría nadie a rescatarme heroicamente, aunque para lo que me iba a servir... porque reconozcámoslo, pocas posibilidades tendría, me perdería o tropezaría, que entre gafe y patosa no hay quien me salve. Ni siquiera mi mejor amiga, que iría a por sus padres, evidentemente, no como yo, que soy una hija desnaturalizada y pienso que ya, a sus años, poco habría que salvar, y no me imagino toda la escapada heroica oyendo a mi padre quejarse y a mi madre intentando arrasar con todas las tiendas de ropa que nos encontráramos.


Fuente: Escena de la película Greenland.

Igual debería dejar de ver películas catastróficas en las que el héroe en realidad es un desalmado que siempre se carga a alguien en favor de su familia, muy de Victor Frankl, porque ante la adversidad todos haríamos cosas moralmente muy cuestionables o, de lo contrario, nos matarían antes del primer corte para publicidad. Citando a Nietszche; “Quien tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo”. Ahora voy y me pongo existencial. A mí lo que realmente me da risa es que en todas esas películas siga habiendo electricidad y los reporteros de noticias sigan emitiendo, eso no se lo cree nadie, si con una simple tormenta se queda todo mi pueblo sin luz.

11 comentaris:

  1. Es muy cierto eso que dices de la luz. Qué tontería. Un beso

    ResponSuprimeix
  2. En mi caso creo que irían a por mí los acreedores. Aunque no haya electricidad no cesan en su empeño.

    ResponSuprimeix
  3. Jajaja, yo también soy muy torpe y gafe, así que aunque vinieran a salvarme depoco iba a servir porque arrastraría con mi torpeza a mi salvador.
    Muy feliz día.

    ResponSuprimeix
  4. Yo siempre he pensado que de verme en una hecatombe tipo invasión zombi o marciana, caería de las primeras XD...menuda fe en mi misma gasto!!

    ResponSuprimeix
  5. A una de nosotras le pirran las historias de desastres naturales o de todo tipo, que amenazan con destruir a la humanidad...

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponSuprimeix
  6. cuando emitieron por la radio una escenificación de la novela 'la guerra de los mundos' de h.g. wells, la gente se creyó que era verdad, que había una invasión de extraterrestres.
    me encanta la frase de nietzsche.

    ResponSuprimeix
  7. Hija desnaturalizada....pero si llega esa catástrofe serás también una hija pasteurizada :))

    Bss

    ResponSuprimeix
  8. Jajajaja. De principio a fin he estado con la sonrisa al leerte, fina ironía.

    Y sí, yo tampoco tengo ya mucha fe en que quede algo decente por salvar.

    Saludos!

    ResponSuprimeix
  9. Yo también soy torpe, patosa y despistada, casi siempre. Al menos así solía ser. Pero llevo una temporada en la que el mundo (el mío) ha cambiado tanto que me he tenido que medio disfrazar de salvadora. Al menos, de momento, no me he llevado a nadie por delante porque al contrario de lo que pensaba Nietzsche el cómo me parece fundamental. Pero vamos que yo de estas cosas sé lo justo. Un saludo.

    ResponSuprimeix
  10. Te digo lo mismo que a mis hijos cuando vemos ese tipo de películas: es una película, no le busques sentido...😆

    Besos.

    ResponSuprimeix
  11. Interesantes reflexiones sobre ese género de peliculas.
    Besos.

    ResponSuprimeix

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...