dimarts, 29 d’agost de 2017

Adictos que esperan

Hace unos días tuve que esperarme en una sala de espera por una prueba, cosas de rutina, nada grave. Como sabía que me pasaría como mínimo una hora allí me llevé todo el arsenal: libro, música, sudokus, botella de agua... en fin, que lo tenía todo para pasar el resto de mi vida allí, incluso unas galletitas. Ahí confirmé que lo mío es de psiquiátrico y que siempre voy preparada para el fin del mundo.



Y de repente me fijé en lo que hacía el resto de personas de la sala que, como yo, esperaban. Lo cierto es que pensé que hace unos diez años hubiera sido una escena perfecta para un thriller de miedo futurista: todos y cada uno de ellos tenía pegado en la mano el teléfono móvil, y la mayoría jugando a juegos estúpidos, no es que estuvieran resolviendo la ecuación que iba a salvar el mundo de la escasez de alimentos. El roncador dice que soy una exagerada, pero empieza a preocuparme que a nadie más le preocupe tanta adicción al móvil.

7 comentaris:

  1. Bueno, si es porque están esperando, es una manera de pasar el tiempo igual de "nociva" que leer el Pronto o el Semana, jajaja.
    Un besito!

    ResponElimina
  2. yo miro el móvil cuando hay mensajes en algún grupo de whatsapp o notificaciones de facebook. pero eso no quita que me lleve un libro para leer cuando la espera pueda ser larga.

    ResponElimina
  3. Yo creo que he pasado por todas las etapas, ahora mismo, estoy en la de paso del movil. no subo tantas fotos a instagram, no míro tanto... y voy con el ebook al medico. No se si sera cosa de la edad... a saber.

    ResponElimina
  4. A mi me gusta mirar las redes sociales, noto que sino no estoy al dia, sin embargo no lo utilizo ni para llamar ni para enviar mensajitos constantemente.. bueno nose solo lo justo.

    ResponElimina
  5. Tengo que darte la razón pero lo malo es que suelo ser de esas... Ichhhh. Besotes!!!

    ResponElimina
  6. A mi me ponen enfermo los yonkis que caminan por la calle mirando al móvil. Me dan ganas de hacerles una entrada de defensa bruto y tirarlos al suelo. Ayer me llamó la atención ver un chico en el metro... leyendo un libro! (algo que hasta no hace tanto era muy usual). Yo a veces lo hago también, ni que sea por rebeldía

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...