diumenge, 2 de juny de 2019

Derecho a elegir y reciclaje

No querría promover el suicidio, ni pretendía asustaros... igual he empezado algo fuerte. Esta semana estuve en el médico y le mostré mi descontento porque tomo 4 antihistamínicos al día y en cada paquete vienen 20 pastillas, con lo que me desespera el gasto de cartón, papel, plástico, y del propio blíster, que no deja de ser aluminio (material que debería estar prohibidísimo). En mi poco conocimiento de Norteamérica, país al que no envidio en nada más que cuando veo en películas que les dispensan cajas grandes de Paracetamol, tengo entendido que, con receta en mano, te dan la cantidad que tú necesitas (o sea, mi bote enorme de antihistamínicos). Con lo que ni te sobra ni te falta, la dosis justa, y nada de tener medicamentos caducados, ni de acumular cajas.



Mi doctora, que además estuvo viviendo allí durante un tiempo, y es igual de curiosa que yo, me explicó que en España se hace para evitar suicidios, porque si a mí ahora me da por matarme, en lugar de usar los opiácios que me dan para el dolor (que me daría muchísimo más colocón y felicidad), fijo que decidiría morir a base de sobredosis de antihistamínicos que, en todo caso, es mejor que todos los arrollamientos que hay en mi línea ferroviaria. Oye, que dejen morir a la gente con alegría y en la intimidad de su casa, ni manchas, ni molestas a nadie, ni vamos con retrasos (aunque eso es casi imposible).

3 comentaris:

  1. Yo tengo un gasto em medicinas emorme. Un beso

    ResponElimina
  2. a mí últimamente los médicos me tienen contento, sustituyendo unos medicamentos que te han recetado y te van bien por otros, como quien juega a los dados.

    ResponElimina
  3. Hombre, es que suicidarse con antihistamínicos es la mejor forma de hacerlo, donde va a parar, y luego ya si eso, los arrollamientos d ela línea ferroviaria.
    Muy feliz semana.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...