dijous, 4 de juliol de 2019

Ser un hacha.

En mi casa tenemos mucho peligro con los cuchillos, con deciros que una vez me corté un trocito de dedo cocinando, bueno, en realidad ni siquiera eso, fue intentando abrir el plato de comida precocinada. Y hace relativamente poco estaba lijando una madera y resulta que sin darme cuenta también lijé parte de mi pulgar. He llegado a pensar que tengo las extremidades algo insensibles, aunque igual es que soy más burra que un arado.


Además de ser unos hachas en mutilar nuestro cuerpo, en mi familia no podemos resistirnos a una buena oferta; por ese motivo, el día que mi padre llegó a casa con una sierra eléctrica porque estaba a un precio increíble supe que tenemos un problema grave. Ahí está, criando polvo, porque ninguno de nosotros somos capaces de enchufarla, por miedo a las consecuencias.

4 comentaris:

  1. anoche vi la película 'el resplandor'. no hay nada más terrorífico que ver a jack nicholson con el hacha...

    ResponElimina
  2. Eso te iba a decir, que a mi me daría mucho miedo, conociéndome, el tener que usar un hacha eléctrica.
    Besitos.

    ResponElimina
  3. Yo la tiraría con disimulo. Un beso

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...