dilluns, 5 d’agost de 2019

Cosas de esperar la muerte

Os va a parecer muy extraño, pero de jovencita me preocupaba morirme en una situación incómoda, de hecho todavía, en esos días en los que no me ducharía ni me cambiaría de ropa (benditos domingos), acabo haciéndolo por si me pasa algo y tengo que acabar en urgencias (aunque ya sé que la belleza de los médicos nunca es equiparable a las series de médicos). Luego descubrí que el pelo y las uñas seguían creciendo después de muerto, con lo que me relajé un poco, y ya al pensar que expulsas todo lo sobrante, se me fue la paranoia y el trauma.


No sé quién debió de meterme esas cosas en la cabeza, aunque que mi madre siempre se preocupe de mi ropa interior justo cuando tengo visita médica me da un posible indicador. Y el caso es que no he conseguido conjuntarla desde que tengo uso de razón, de hecho, nunca me he comprado un conjunto, así que es pura anarquía. Por fortuna, no es habitual que mi madre me acompañe a ninguna revisión ni a nada parecido, así que lo dicho, a relajarse y a esperar la muerte peluda, desaconjuntada y pasando de todo.

10 comentaris:

  1. Con ir limpia es suficiente. Un beso

    ResponElimina
  2. cuando nos ponemos calzado abierto en verano nos arreglamos las uñas de los pies más que el resto del año. ahora, no me había parado a pensar en una contingencia tan dramática como la muerte. ;)

    ResponElimina
  3. Ya no es cuestión de cuando uno muera, sino en un accidente, sueles acabar hecho una piltrafa... y la ropa suele acabar siendo un estorbo, por lo que en el mejor de los casos, simplemente te la quitan, en el peor, la cortan.

    ResponElimina
  4. Yo siempre he tenido miedo de morir, ahogado o atrancado en un tubo o alguún lugar clastrofóbico que me agobie. He descubierto el blog, me quedo por aquí.

    ResponElimina
  5. A mi me pasa igual, no es que no lo consiga, es que voy a lo práctico y busco que no se marquen o transparenten, así que a menudo voy super desconjuntada, pero muy práctica XD
    Besitos.

    ResponElimina
  6. Me has recordado a mi abuela, que siempre decía que había que tener ropa interior nueva por si había que ir al médico de urgencia.
    Y a un libro de Gabriel García Márquez, en el que contaba que abrieron una lápida y apareció una melena roja de veintidós metros con once centímetros.

    Saludos.

    ResponElimina
  7. No me había parado a pensar en esos "detalles" por si llega un problema médico o la muerte, ya puestas. Tampoco me compro conjuntos, irían siempre desparejados...

    ResponElimina
  8. creo que la muerte es algo que nos llega indefectiblemente a todos. He perdido a mi padre, y recientemente a mi hermano . Sin embargo soy de pensar que cada uno viene al mundo con una mision y todos tenemos nuestro dia asignado. No me angustio pensar cuando, sino pensar en positivo y bien presente de eso que dice una cancion; Solo se vive una vez! Por eso, a disfrutarlo. Besos y te espero por el blog! Estoy segura que te va a gustar mi ultima entrada y espero tus comentarios.

    ResponElimina
  9. Yo creo que si me muero me da igual como encuentren, que conjunten las bragas o no me es indiferente porque no me enteraré, al igual que si en ese momento tengo los pelos de las piernas más largas que el pelo de un yorkshire. me preocupa más si solo es un accidente y que después de verme la pelambrera, me mire con cara de asombro jajajajaja
    Un beso!

    https://similocuramedeja.blogspot.com/

    ResponElimina
  10. Bueno, no creo que cuando la palmes sea en lo que se fijen xD

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...