dimecres, 1 de juliol de 2020

Bellezas

El concepto de belleza siempre me ha parecido muy subjetivo, como casi todo en esta vida, y a medida que me hago mayor más lo creo así. Me sucede mucho con los famosos, de los que la gente suele decir que son unos bellezones y yo no lo veo por ninguna parte, es como si hubiésemos acostumbrado el ojo y nos creyéramos lo que nos dicen, pero no es así. Sin ir más lejos, ni Tom Cruise me parece para nada guapo, más bien canijo y del montón; ni tan siquiera Jon Kortajarena me parece atractivo, todo lo contrario. Con eso no quiero decir que no lo sean, solo que la belleza es distinta para cada uno de nosotros y mis estándares no tienen por qué ser los de todo el mundo. Aunque Brad Pitt siempre me parecerá guapo, de esos guapos que duele incluso mirarlo (y a otra le parecerá pasable). Y el caso es que parece que para ser actor tuvieras que ser guapo, por fortuna tenemos un John Malcovich, o a Tom Hanks, que demuestran lo contrario (no me digáis que no tuvimos que acostumbrarnos a su belleza, para nada objetiva).


Dicen que para gustos colores. Lo cierto es que yo me enamoré del cerebro del roncador y eso lo convirtió en el ser más hermoso de toda la tierra, es lo que tiene el amor, del que también dicen que suele ser ciego, porque depende del sujeto que lo mira. 

7 comentaris:

  1. A ver, para ver un rato a alguien, que te resulte bello/a está bien - aunque como dices, los matices de esa belleza sean tan personales - pero para una relación, o hay otra chicha o de los primeros capitulos no pasa, y no hablemos de tener varias temporadas XD
    Besitos.

    ResponSuprimeix
  2. La belleza de los famosos es muy relativa. Un beso

    ResponSuprimeix
  3. Hola.
    Pues a mí Brad Pitt no me parece tan guapo.
    Mi marido es muy guapo según todos, y claro, a primera vista eso importa porque hay química o atracción, pero al final te quedas con otras cosas, y si mañana se le desfigurase la cara, no me importaría.
    Muy feliz día.

    ResponSuprimeix
  4. de sandra bullock decían que no era muy guapa, pero a mí me pone. <3

    ResponSuprimeix
  5. La fealdad se impone en la tercera edad. Todos los octogenarios y octogenarias y más allá, son feos de narices. Yo espero ser uno de los más feos. La belleza dura en la primera edad y la segunda, me dijo el sabio Gustavo. Bueno, no sé cuántas jodidas edades hay.

    ResponSuprimeix
  6. Comparto todas tus palabras.
    Yo creo que con la edad valoramos otras cosas que son las que nos hacen ver a alguien guapo a nuestros ojos.

    Besos.

    ResponSuprimeix

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...