dissabte, 22 de març de 2014

Una boda a la carta

Hay muchas maneras de afrontar una boda. A mí no me importa demasiado la ceremonia en sí, lo que deseo es casarme, por muchos motivos, principalmente porque soy una persona muy pragmática y me doy cuenta de que ese trozo de papel me concede bastantes ventajas, tanto en el trabajo como a nivel personal.



Probablemente, tengo esta visión porque en Catalunya siempre ha habido separación de bienes, ¿qué es eso de que todo lo mío es tuyo? ¡anda ya!¡Con lo que me ha costado ganarlo! Aunque, en el fondo sea así, no lo dice una ley, lo decidimos las personas.



Pues bien, estoy bastante harta de todo el mundo que me rodea, he aceptado que no tendré la boda de mis sueños, que consiste en fugarnos a Las Vegas o simplemente asistir nosotros y las personas indispensables a la ceremonia civil. De ahí a que apenas haya rastro de mí en ese día, va todo un mundo: algo tan sencillo como que haya una tabla de quesos en mi mesa (sé que es una chorrada, no soporto ni el olor ni el aspecto), me hace sentir absurda y como si fuera mera espectadora de un día que todos dicen que será tan especial (los mismos que inciden en todas esas decisiones). Mi conclusión es que nunca llueve al gusto de todos, pero ese día podría hacerlo un poco a mi manera.

11 comentaris:

  1. Yo creo que es la opción más inteligente, al fin y al cabo la que celebra eres tú ;)
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Pues sí, a tu gusto.
    pero si no puedes todo el.día, buscate un momento en que sólo se ha haga lo que queréis ambos.
    te extraño

    ResponElimina
  3. Mi hija mayor, con todo organizado, la suya fue una boda por la iglesia, con banquete y baile, con muchos invitados, vestido hecho a la medida, zapatos forrados a juego, con invitados de otras ciudades. Y todo iba bien pero tres días antes de la boda si su entonces novio no la frena se fuga con él y nos deja con tres palmos de narices. Que te sea leve!

    ResponElimina
  4. Lo mejor es que hagas las cosas a tu manera y como veas mejor; nadie es quien para decidir por ti, y menos en ese día tan especial.

    Bss

    ResponElimina
  5. me parece muy bien que quieras personalizarla lo más posible. además, las bodas están llenas de tópicos y hay que huir un poco de eso...

    ResponElimina
  6. No le des muchas vueltas e imponed lo que ambos queráis hacer ese día.

    Besos!!

    ResponElimina
  7. Intenta hacer lo que te apetezca, para que luego cuando lo recuerdes no te arrepientas de nada.
    Besitos!!

    ResponElimina
  8. Intentad no pensar demasiado en las opiniones ajenas. Es vuestra boda y tiene que ser como os guste. Un besote!!!

    ResponElimina
  9. Meten tanta presión en las bodas que hay que dar un golpe fuerte en la mesa para que no se te suban a la chepa. Biquiños!

    ResponElimina
  10. Ses no seas tonta y cásate como tu quieras, que les den a todos! Lo que importa es que el roncador y tú seas felices ese día, y el resto son los que deben actuar como espectadores y aguantarse con lo que haya, el que quiera queso que se lleve unos tranchetes, coño ya!
    Un beso

    ResponElimina
  11. Ainnnsss... no se porqué pero acabo de darme cuenta de que algunos de mis comentarios en tus entradas no han aparecido ¿? Mi feedly tiene duendes, porque te comento desde el móvil. Pues te decía aquí que lo importante es hacer una boda que te guste a tí, donde tu chico y tu esteis cómodos... aunque a veces, es cierto, que hay que ceder en ciertas cositas y ser un poco flexible con la familia... ji!

    Besos!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...