dilluns, 27 de maig de 2019

Economía creativa

A día 1 de cada mes suelo hacer la compra un poco a lo loco, aunque voy a matizar: me tomo el lujo o capricho de comprar artículos como papel de wc de doble capa, acolchado y a poder ser hecho a mano. A día de hoy, he entrado a mear en la universidad, que tiene sus puertas abiertas, y me he llevado un rollo en el bolso (no lo hacía desde que tenía 20 años). Lo peor es que no me siento culpable por ello, en todo caso, asqueada porque la universidad pública no compre papel de un poco más de calidad. Y pensar que yo he engrosado sus arcas, que visto lo visto, al precio que va el crédito, a tercera carrera que llevo, cobrándome un recargo por ello, ya podrían estirarse un poco. La próxima vez les dejo también sugerencias (e igual me llevo un boli de recuerdo).



Eso sí, tanto estudiar me ha dotado de recursos: con los años me he especializado en cupones, ofertas, buscar productos a punto de caducar, descuentos... y a pesar de ello, a veces tengo la sensación de que me roban dinero del monedero que, por otro lado, no me iría nada mal, igual el seguro me daría algo si me roban (no llamemos al mal tiempo, por si acaso se hacen los locos: lo más probable).

3 comentaris:

  1. Yo también compro papel acolchado y de doble capa. El otro día, en una de esas compras de urgencia, compré uno más barato y peor. Llevo varios días oyendo a mis hijos quejarse cada vez que van al baño: Este papel es muy fino...

    Besos.

    ResponElimina
  2. Es que con pagar asesores no les da para màs. Un beso

    ResponElimina
  3. Todo sube, excepto los suelos y las pagas.

    Un saludo Ses : )

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...