dimecres, 29 de maig de 2019

En la lista negra

Decididamente, lo mío está comprobadísimo, soy muy gafe. A ver, si no es así, ¿cómo se explica que el único año en el que me sale a devolver en mi declaración de renta, es el año en el que Hacienda tarda más en hacer las devoluciones? A estas alturas ya me he resignado, aunque sospecho que mi nombre está en una o varias listas negras. Suerte que no me tocó vivir en la época de John Edgar Hoover o cosas todavía peores. De hecho, tengo algo de paranoia cada vez que me apunto en alguna lista, aunque sea de voluntaria en alguna acción cívica.



No bromeo, lo mío es tan intenso que ni siquiera le doy acceso a mi ubicación al móvil, y con la manía que os ha cogido a todos con lo de mándame tu ubicación... si ya te doy la dirección: ¡míralo en un mapa!¡Vago! El roncador dice que por mucho que me niegue y no le dé permisos a Internet a nada, y me lea toda la letra pequeña, no sirve de nada, me tienen fichada. Y lo peor es que sé que tiene razón, sobre todo porque busco cosas rarísimas en Internet, así que incluso la CIA me debe de tener entre sus listas de vigilados, y no es que juegue al despiste, es que tan pronto siento curiosidad por cómo es un bazuca, por si se puede plantar un esqueje de Wisteria (queda mejor que Glicina), que por cómo se hacen las plantillas que me pidió el podólogo. Me los imagino todo locos con mis búsquedas (si lo mío es por dar trabajo, el resto son bobadas).

4 comentaris:

  1. yo a veces me voy a un barrio determinado más o menos lejano de donde vivo, y cuando he regresado a casa, según el móvil sigo estando en ese barrio. será en espíritu...
    en hacienda, como debas algo te persiguen, pero si te tienen que devolver, ya se lo toman con más calma. >:(

    ResponElimina
  2. Mientras no busques bombas... De agua. Un beso

    ResponElimina
  3. Bueno, seguro que pronto cobras, ya verás. Es que hacienda...a mí el año pasado me reclamaron 0,03 céntimos como heredera de mi padre. Qué da la risa, pero al parecer los recargos y los trastornos si dejas eso por ahí son muchos, te pueden hasta embargar por deber semejante fortunón, y tuve que estar una mañana allí haciendo cola, aguantando gente y al final pagué con 5 céntimos y esperé el cambio. Luego me arrepentí, debería haber llevado un billete de 100€.
    Feliz lunes.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo de los 100 euros me parece tremendamente genial.

      Elimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...