dilluns, 6 de maig de 2019

Maquinaria pesada

Hace unos días comentábamos con una compañera que nuestros maridos, uno con conocimientos elevados de informática y el otro a cargo de una gran empresa de maquinaria pesada, delante de algunos electrodomésticos, quedaban incapacitados ante la dificultad de encender o comprender dichas máquinas: dícese la lavadora, el lavavajillas, el horno, la aspiradora... Ella argüía que era una cuestión generacional, que les habían educado así; pero yo siempre he sido más partidaria de decir que es una cuestión del cromosoma Y, porque a pesar de contadas excepciones, creo que ningún hombre de mi vida lo ha hecho, incluso mis compañeros de piso, a los que tuvimos que enseñar bien enseñados el segundo día de convivencia.


Mi suegro lo achaca a una cuestión histórica, los hombres salían a cazar y las mujeres se quedaban en casa; pero no me la cuela, que cuando tuvo que quedarse un tiempo el roncador en casa eso no cambió para nada, y se lo hice saber, por tumbarle la teoría. Bueno, algo de razón tiene mi compañera, porque mi padre ni siquiera sabe dónde está la cocina, solo sabe que de ahí, algunas veces, sale la voz de mi madre. Tanto es así, que una vez, que comimos los dos solos, le pedí que recogiera la mesa y me encontré con todos los bártulos en mi habitación (monté en cólera, os lo aseguro).

7 comentaris:

  1. Mi marido todavía no sabe dönde guardo las sartenes. Un beso

    ResponElimina
  2. Yo creo que la cuestión es la falta de interés. Es como cuando mi madre decía que nunca aprendería a programar el vídeo, y se sabía todas las funciones del microondas al dedillo. Al final, cuando te hace falta (y siempre que no haya nadie - normalmente del cromosoma xx -, aprendes.

    ResponElimina
  3. mi padre entra mucho en la cocina, pero sólo para incordiar. para sacar cosas de la nevera pensándolo durante media hora hasta que empieza a pitar, y cosas así.

    ResponElimina
  4. Yo creo que son dos cosas, una falta de interés y la otra es intención de fallar, porque si lo hacen mal y nos encienden... acabaremos haciéndolo nosotras, así que muchas ganas no le ponen, no. jajajajaja

    Un beso

    ResponElimina
  5. Madre mia es cierto que la mayoria de hombres don asi yo tengo que ser honrada y decir que mi marido me ayuda algo pero sienpre tengo que ir por delante el solito nada de nada jijijiji. Mil besicos tesoro

    ResponElimina
  6. Bueno, quizás en ciertas generaciones todavía es así, pero por fortuna esos roles de la España más machista, rancia y casposa van cayendo con el paso de los años. Al final todo es cuestión de educación, hábito y sentido común, y muchas mujeres también han sido cómplices de esa situación durante muchos años. El machismo no entiende de géneros (y el feminismo, afortunadamente, tampoco)

    ResponElimina
  7. Pues a mi chico se le da genial pasar el aspirador :P
    Besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...