divendres, 22 de maig de 2020

¡Insonorización!

Como profe tengo una característica que suele ser común a mi profesión, y es el acumular y guardar mierdas que nadie quiere, porque somos los reyes del reciclaje y del reaprovechamiento (o sea, un síndrome de Diógenes como una catedral bien llena). Como tal, en las tiendas suelen guardarme cajas y hueveras... y ahora, en mi nuevo piso, en el que las paredes son de papel, querría haber recopilado todas esas hueveras y empapelar la pared, porque no puedo más con los ruidosos vecinos, y dicen que insonoriza. Pero claro, si no me viene el paleta para un escape del baño de hace tres meses por la situación actual (aunque hayamos aguantado estoicamente las obras del ático, que se ve que se rigen por otra normativa), no vendrán para insonorizarme esas dos paredes, ¡ojalá!


No son solo las actividades habituales, es que son argentinos, digamos de naturaleza pasional, y tienen un tono de voz como 7 octavas por encima de la mía, conste que una vez mi compañera de trabajo me acusó de que gritaba flojito (todo ello entre risas, pero hecho que demuestra que hablo más bien flojito y que suelo ser sigilosa). Duermo con tapones y ahí tengo clavada su voz, que me sé su número de la Seguridad Social y el pin de la tarjeta (con eso os lo digo todo). Ya en las actividades más deportivas (dícese del follar), parece que vienen calmándose; ahora él lo suple tocando a horas intempestivas una batería silenciosa, de la que solamente oigo el golpetear de las baquetas, afortunada de mí, y con eso me tiene el cerebro taladrado. Luego tengo sueños que parecen guiones para Quentin Tarantino, en las que alguien muere con varias baquetas clavadas en diversas partes del cuerpo, unas más sangrientas que otras.

11 comentaris:

  1. Madre mía sí que son intensitos tus vecinos. Y lo de las octavas, me ha matado, pero de risa.
    Besitos silenciosos.

    ResponSuprimeix
  2. Si te hablo yo de mi edificio, hasta tarnquilos te van a parecer los tuyos.
    Besos!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. No crea, Bea. Viví durante años delante de una discoteca (que la pared vibraba), y no era nada comparado con este edificio.

      Suprimeix
  3. ¡No me hables de ruidos! Durante años estuve soportando la batería ( no la silenciosa, sino la otra, la que mete un escándalo que te tienes que salir de casa) , y los sábados por la tarde se juntaba el maldito vecinito con los amigotes que venían con las guitarras eléctricas, los altavoces...¡Un infierno!
    Menos mal que ya se le pasó la vocación musical.
    Un abrazo

    ResponSuprimeix
  4. Me encanta tu estilo de decir las cosas...Buena esa!

    ResponSuprimeix
  5. Entretenida estás, te atacan por todos los frentes, no pierdas la ironia ayuda mucho y frena los instintos asesinos. Un abrazo

    ResponSuprimeix
  6. yo a la vecina de arriba la oigo taconear a las horas más inverosímiles. también oigo el sonido del agua cuando se ducha, lo cual es más relajante y demuestra que es una chica limpia.

    ResponSuprimeix
  7. Bog, vecinos... Los que alquilan/venden pisos deberían dejar pasar 24h en la nueva casa para saber cómo de ruidosos son los dichosos vecinos xD

    ResponSuprimeix
  8. Ay los vecinos.
    Nosotros hemos rehabilitado el tejado entero(vivo en el último piso) durante el confinamiento, cuando llevaba más de un año pagado. Y para colmo, además de agunatar ruidos, golpes y una escalera con un montacargas en la ventana de mi habitación, había hecho días antes limpieza exhaustiva de cristales. No veas como los dejaron, igual hasta pongo foto en el blog porque es increíble.
    Al menos ya ha acabado, pero fue una pesadilla.
    Lo de la batería, uffff. Mis hijos y sus amigos tiene alquilado un local para ensayar, no tocan en casa, y estos días pues se han aguantado. Un poco de guitarra por la tarde, con cascos, pero nada más.
    Como la mayoría es gente mayor, no oigo sus "actividades deportivas", que algo es algo.
    Feliz semana.

    ResponSuprimeix
  9. Jajaja... parece que somos bastantes los que tenemos el mismo problema con los vecinos! No entiendo cómo habla tan alto la gente en su casa! Como si estuvieran hablando por teléfono todo el rato. No sé.

    ResponSuprimeix

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...