dilluns, 19 d’abril de 2021

Espionaje

Siempre me ha apasionado el tema espionaje, aunque sería negada para ello, y no solo por la forma física, que todo es ponerse (aunque a perezosa no me gane nada), es que tengo una memoria mega selectiva, puedo acordarme de cosas totalmente inservibles (excepto de los medicamentos, y los números de la Seguridad social, que con eso tengo un don y no le he dado nunca uso), pero para el resto de cosas no recuerdo ni mi nombre.

Es que mi gran recurso mnemotécnico es apuntarlo todo, y con el cuento de autodestruirlo todo, pues ahí lo llevaría crudo. Sin ir más lejos, desconozco la marca, tipo y color de los coches de mis amigos, si una vez el roncador me encontró esperándolo al lado de un coche descapotable de color rojo, con el que cualquier parecido con el nuestro residía en el volante (y ni siquiera había un deseo oculto, porque siempre me han gustado más los coches tipo furgón blindado, que son mucho más elegantes cuando bajas de ellos). Si es que como espía fijo que me daban una palabra clave para entrar en acción y yo distraída con cualquier otra tontería, porque si oyen la vocecita en el oído, ¿no sería más fácil sencillamente decir algo como "iniciar misión"?

14 comentaris:

  1. Uy, yo para los coches soy una negada, te digo el color si tengo un buen día.
    Un besazo.

    ResponSuprimeix
  2. Ya te veo apuntando en papelitos,desperdigados por todas partes, las claves de una misión. Creo que lo.tuyo no es el espionaje a no ser que se trate de espionaje industrial, rama farmacia.

    ResponSuprimeix
  3. Yo tampoco recuerdo los nombres para nada. Un beso

    ResponSuprimeix
  4. A mi me encanta en las películas cuando dan unas coordenadas o un número de cuenta y el prota asiente con gesto rudo y lo uso al cabo de unos días... ahí estaría yo, sacando una libreta y diciendo, ¿me lo puedes repetir? :)

    ResponSuprimeix
  5. Te comprendo, somos muy parecidos. Y ahora que lo dices...¡Años y años de apuntes se me quedaron en Venezuela y puede que ahora sea pasto de la polilla!...Qué pena

    ResponSuprimeix
  6. La memoria es una habilidad que no siempre puede desarrollarse.
    Y además hay varias clases de memoria. Toda una anécdota la que contaste.
    Besos.

    ResponSuprimeix
  7. Benditos papelines para ir apuntando todo, lo malo es que a mí se me esconden cuando trato de buscarlos para algo.

    Besines utópicos.-

    ResponSuprimeix
  8. las reglas mnemotécnicas para estudiar, cuanto más absurdas mejor funcionan. :P siempre he tenido dificultades para las asignaturas de memorizar, por eso me fui a ciencias desde el principio.

    ResponSuprimeix
  9. No sólo no dicen "iniciar misión", sino que inventan nombres tan peregrinos para cada una que tampoco sirve la lógica.
    Yo hubo un tiempo en que tenía buena memoria, pero con la pandemia se fue esfumando a una velocidad de vértigo.

    Besos

    ResponSuprimeix
  10. Sin embargo, los mejores espías son los de la tercera edad.

    ResponSuprimeix
  11. Ja, ja, ja, Ses, eres la bomba! Gracias a diops no has elegido esa profesión, porque apañado iría el CSI o el M-I6 o la CIA... Espías como tú debieron de ser los que construyeron el Titanic!
    Besos

    ResponSuprimeix

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...