dijous, 22 d’abril de 2021

Grupo de liberación de nomos de jardín

No creo haberos contado nunca que durante un corto período de mi vida, hace muchísimos años, me dediqué a rescatar nomos de jardín. Por eso me encanta que en la película Amelie la protagonista le mande a su padre fotografías del nomo que, supuestamente, han secuestrado. No sé muy bien lo que pretendíamos, ¿liberar a las figuritas de escayola de vivir entre plantas? ¿Rescatarlos de jardines un tanto horteras? En 1996, en Francia, se inició este movimiento, y nosotros éramos muy modernos y unos inconscientes. Solo sé que nos divertíamos mucho, y luego las dejábamos en sitios donde, en realidad, todos habríamos querido vivir. Me gustaba imaginarme las caras de los propietarios de esos jardines, tal vez alguno pensó que había cobrado vida y había decidido viajar.



Hace no mucho fui a la "deixalleria", el punto verde donde se dejan trastos que ya no se quieren, y vi una de esas figuritas. Le pregunté al encargado si podía llevármela, y me dijo que de ahí no nos podíamos llevar nada. Me sentí tentada de volver a vestirme de negro y perpetrar otro rescate, porque percibí que ahí no se podía ser feliz (ni el nomo ni el encargado).

10 comentaris:

  1. De verdad que el encargado era un poco vinagreta, qué más le daba ayudar a la adopción del gnomo!
    Besitos.

    ResponSuprimeix
  2. Conozco la tradición. Nosotros —quiero decir, mis amigos y yo— que por aquel lejano 1996 teníamos entre 20 y 23 años y que, por consiguiente, no habíamos madurado ni por asomo, queríamos instaurar en nuestro pueblo la tradición de descabezarlos y dejar la cabeza, bien a los pies del gnomo o en un ángulo imposible como la niña de la peli del exorcista. Total, no lo logramos y mira que invadimos varios jardines.

    ResponSuprimeix
  3. Ay!! Qué bonita manía y qué inspiradora!!! Me encanta esa parte de la historia de la peli de Amélie! (aunque he de reconocer que me encanta toda la peli). A mí no se me había ocurrido nunca y ya me veo muy mayor, pero estoy segura de haber formado parte de tu banda de entonces si hubiera sabido a qué os dedicabais.
    Solo una vez tuve un gnomo en mi jardín, pero enseguida se decoloró y se rompió y ya no tuve más.
    Besos

    ResponSuprimeix
  4. en la historieta 'mortadelo y filemón en alemania', creo recordar que tenían que buscar joyas ocultas en el interior de gnomos de jardín...

    ResponSuprimeix
  5. Recuerdo aquella extraña moda de rescatar Gnomos de escayola de los jardines, siempre me pareció algo bastante ¿tonto?, ¿inútil? Frente a mi refugio hay una casa que tenían en el jardín todo tipo de animales de escayola, una noche le desaparecieron todos y aparecieron esparcidos a lo largo del arcén de la A8 jajajajaj

    ResponSuprimeix
  6. Los pájaros enjaulados también merecerían la misma suerte...

    ResponSuprimeix
  7. Así empiezan todas las revoluciones, con un encargado que se cree muy importante diciendo que no a alguien...

    Estaré pendiente de las noticias :)

    ResponSuprimeix
  8. Había escuchado de ese movimiento, sin entenderle el sentido.
    Que ahora está un poco más claro, con lo que contaste.
    Besos.

    ResponSuprimeix
  9. Y tal vez el encargado está esperando que lo rescaten.

    ResponSuprimeix

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...