dijous, 14 de març de 2019

El culebrón

A veces creo que mi vida es como una telenovela, no os cuento nada porque os enganchábais fijo, pero ya mismo os digo, que tiene todos los elementos, desde traiciones hasta intentos de asesinato (no voy a desvelar cuál es la víctima, porque acabamos en la cárcel). Tanto es así que mi hermana solía decir que si me llevaba a Hollywood de guionista, se forraba. Sí, mi hermana malvada, tal cual, aunque no gemelas, porque después de tener a ese inmundo ser, esa demonia del infierno, mi madre se lo tuvo que pensar durante 10 años, hasta que decidió volver a probar suerte. Mi padre es un poco Rogelio de la Vega, bohemio y soñador, un poco loco y entrañable (¿¡que no sabéis quién es?! Pues lo buscáis en Google). Mi némesis en el trabajo, a la que odio profundamente, pero intento ser muy buena con ella, para compensar su mala leche. Y el amante bandido, bueno, eso es lo único que falla, porque el roncador es un cielito.



No entiendo que me pasen a mí estas cosas, tanto odio, si soy noble y buena (aunque algo sarcástica); un ser de luz, bondadosa, que no se rinde ante las adversidades; muy amiga de mis amigos, eso no lo puede negar nadie; me pierden las buenas causas y la defensa del más débil, a pesar de que a menudo eso me acabe pasando factura; y hay que decir que lo de dulce y cariñosa me lo salto, porque no me describe en absoluto; me va más la parte de la mala leche vengativa de los culebrones. A ver si voy a ser la mala, bueno, suele ser más divertida, ¿no?

5 comentaris:

  1. Mejor cielitos que bandidos, yo prefiero roncadores que chulazos.
    Un besito.

    ResponElimina
  2. ¿Tu te lo pasas bien, disfrutas con tus ironías y sarcasmos bondadosos? Porque nosotros disfrutamos y sufrimos contigo ¡Todos contentos!

    ResponElimina
  3. yo tengo poca correa, la verdad. a mi padre le aguanto porque es el mío, pero tener que aguantar los rollos "pantufleros" del padre de un alumno, como que no.

    ResponElimina
  4. En serio hay gente que no saben quien es Rogelio de la Vega?? eso tiene que ser pecado mortal! jajajajaja
    Sí tu vida es como un culebrón, la mía no creas que se queda atrás, pero yo creo que gracias a esas cosas, somos como somos e ironizamos de casi todo lo que nos pasa y oye, eso es un don hoy en día.

    Un beso

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...