divendres, 8 de març de 2019

Monstruando

¿Alguna se ha dado cuenta de lo que cuesta el paquete de compresas? Estoy deseando tener la menopausia para ahorrar algo de dinero. Yo, que dejé de fumar porque soy buena catalana y me parecía un robo; ¿y qué voy a hacer? Que no soy Kill Bill para dominar mi menstruación y que se me corte de golpe (y que seguramente habrá alguna cosa que no vaya bien en mi cuerpo como consecuencia). Pido públicamente una subvención a la compresa, una necesidad básica de la mujer: sí, ya sé que hay alternativas.



Voy a ello, porque a mí la copa menstrual, que seguramente es muy ecológica y todo lo que quieras, pero me da mucho ASCO, lo pongo en mayúsculas porque ese es mi sentir. Y lo de las compresas de tela, que me recuerdan a mi abuela, y las hay de monísimas, si es que me lo estuve planteando porque en el fondo sé que se va a acabar el planeta por culpa de mi consumo de compresas, a paquete por menstruación, yo solita soy la responsable del fin del mundo... pero la mera imagen del cuerpo del delito me estremece, que no hay material ecológico ni biodegradable que absorba tanta cosa, estoy convencida. Por cierto, feliz día internacional de la mujer.

7 comentaris:

  1. Siento lo mismo que tú. La copa no puedo ni verla. Me da repelús. También miro las compresas de tela pero a veces no quiero mirar las de usar y tirar... como para lavarlas...

    Besos.

    ResponElimina
  2. Yo quiero probar la copa, asco no me da, pero no sé si me resultará cómoda.
    Besitos.

    ResponElimina
  3. Una entrada muy de mujer para un dia (solo uno) que se recuerda y festeja a la mujer. Un abrazo

    ResponElimina
  4. Yo probé la copa y no es para mí. No por asco, sino porque no la encuentro tan maravillosa ni tan cómoda. Y sí, son artículos de necesidad básica, no es un lujo, ni es algo elegido, toca cada mes.
    Besos!

    ResponElimina
  5. Yo no me veo usando la copa.
    Besos

    ResponElimina
  6. Hola.
    Mi hija tiene la copa pero como es una maniática de la limpieza(pero mucho) si no va a estar en casa para lavarla con no sé cuantas cosas no la usa, si va a estar muchas horas fuera no la usa, si por ejemplo tiene clases mañana y tarde y no puede venir a casa a comer, no la lleva...
    Y para dormir no la pone porque son muchas horas y le da asco. Total, que no sé para qué la hemos comprado.
    Para las personas a las que no les importa lavarla en un baño público puede servir, para las que la lavan en profundidad y la hierven un montón de veces como mi hija...pues no.

    Yo directamente no la quiero por asco, no me veo.
    Ah, y las de tela, algunas, no absorben lo suficiente.
    Mi mejor amiga ha desarrollado una alergia a la celulosa(qué cosas) y empezó a usar las de tela. Pues no absorbían todo, usó varias y al final tiene que poner una compresa normal y encima, para evitar el contacto, las de tela. Según ella una marranada, jejeje.

    En mi casa, entre compresas y tampones gastamos una pasta, yo también quiero una subvención.

    Feliz sábado y me ha quedado un comentario que parece un post.

    ResponElimina
  7. Ay,nena, como dijo una conocida monologuista, las mujeres nos pasamos la vida con un pedazo de celulosa entre las piernas.De bebés los pañales; desde los 12 hasta los 50 (y alguno más, depende el caso) las compresas; y luego la TenaLady. Yo soy una rancia que sigue con las compresas (esos artilugios alados tan divinos que te hcen filosofar sobre a qué huelen las nubes).La copa menstrual puede ser muy ecológica pero no me parece nada práctica. Cuando estás fuera de casa, ¿QUé haces? ¿Sales del baño con el chupito para el vampiro y lo lavas en público? Sólo con pensarlo me mareo...

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...