dimecres, 22 d’agost de 2018

Encarcelados

Estamos en negociaciones con un herrero porque queremos poner una reja en la ventana. Hasta llegar a este momento, hemos debatido y discutido largamente con el roncador, yo soy más de mejor ábrele al ladrón, que así no rompe nada; y él es de cerrar a cal y canto. En mi defensa diré que siempre me han agobiado un poco las verjas, es una sensación cercana a la claustrofobia, del estilo de si no pueden entrar, igual tampoco puedo salir (paranoias, lo sé).


Después de decidirnos, llegó el momento de mirar precios, y no os contaré lo que cuestan. Al final encontramos a esta gente, cerca de Toledo (mi cabeza no puede evitar pensar que era lógico, si son conocidos por su hierro), que la fabrican y nos la traen por un módico precio, y encima es una monada. El caso es que el vocabulario que usan me sorprendió, tuve que preguntarle por casi todas esas palabrejas técnicas, menos en la definitiva, que me convenció: mi reja es inviolable. 

5 comentaris:

  1. Simpático gif. Hoy casi todas las ventanas tienen rejas elegirlas con esmero las hace mas transparentes. Sigo ausente pero pronto bajaré de la montaña.

    ResponElimina
  2. Mira que da rolllo el tema de las rejas. Suerte!

    ResponElimina
  3. Pues en este caso, estoy con el roncador. Ahora le pones unas macetas, y verás qué monas XD
    Un besito.

    ResponElimina
  4. Tener una reja inviolable es algo importantísimo. Jajajaja. Que disfrutes de tu inviolabilidad. Besotes!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...