dilluns, 6 d’agost de 2018

Sin picaduras

Este año, no lo digamos muy fuerte por si se enteran y vienen con refuerzos, no he sido presa de los terribles mosquitos. No, no ha sido gracias a las mosquiteras que compró el roncador, porque siguen donde las dejó, en ese cajón donde guarda todos los "ya lo haré" que nunca hace, para mí que se cree que es una especie de cajón mágico, como el bolsillo de Doraemon, y que no me doy cuenta de nada.


Retomando el tema: sé que existen, he visto alguno revolotear por la terraza, incluso sé que atacaron a varios compañeros de trabajo antes de irme de vacaciones (más que nada porque eso olía a citronela concentrada), pero a mí me han respetado. El roncador dice que es porque me regalaron un cuadro de mariposas disecadas y están todas con la mosca detrás de la oreja (mira qué dicho tan bien buscado)... porque moscas sí que tenemos, hay todo un prostíbulo en el comedor, tienen montada ahí una bacanal que ni os lo cuento por puro pudor.

4 comentaris:

  1. Yo moscas no, pero los mosquitos me destrozaron las piernas nada más empezar el calor. Ahora parece que me respetan.
    Besos!

    ResponElimina
  2. es veritat que fa unes setmanes s'en veien més , ara sembla que no en hi ha tants , pero jo cada dia espelma de citronella al jardi , per si els hi don per tornar

    ResponElimina
  3. Jajajaja...pues nada, como vea eso, compro un cuadro para el dormitorio de mis niñas, porque a ellas sí que se las comen.
    Un besito.

    ResponElimina
  4. En mi casa, por suerte, ni moscas ni mosquitos. Estaba deseando leer tu post para conocer la teoría. Creo que me imaginaba cualquier cosa menos eso. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...